Jueves, 16 Septiembre 2021 20:53

El cambio climático angustia en mayor medida a jóvenes de entre 16 y 25 años de ambos hemisferios

La ansiedad ecológica es una nueva patología en Australia, Brasil, Estados Unidos, Filipinas, Finlandia, Francia, India, Nigeria, Portugal y Reino Unido, según una investigación internacional.

los jóvenes prevalecen en las marchas de protesta contra el cambio climático en todas partes del mundo. los jóvenes prevalecen en las marchas de protesta contra el cambio climático en todas partes del mundo. LVG

Una investigación llevada a cabo por nueve científicos de universidades finlandesas, británicas y estadounidenses sobre la llamada "ecoansiedad", o ansiedad ecológica demostró que, en ambos hemisferios, la mayoría de los jóvenes de 16 a 25 años están angustiados por el cambio climático y las respuestas inadecuadas de los gobiernos.

Casi el 60% de los jóvenes encuestados están "muy" o "extremadamente" preocupados por el cambio climático, y más del 50% se sienten tristes, ansiosos, enfadados, impotentes y culpables, de acuerdo con los resultados de una encuesta en 10 países que publicó la revista The Lancet Planetary Health.

El pesimismo predomina en cuanto al futuro: tres cuartas partes de los jóvenes consultados piensan que el futuro es aterrador y más del 50% creen que la humanidad está condenada.

Como consecuencia, el 39% es reacio a tener hijos.

Si bien la ecoansiedad afecta a los países ya muy golpeados por los efectos del cambio climático, como en los países más pobres del hemisferio sur y en Portugal, donde los megaincendios van en aumento, también existe en los países que aún están bastante a salvo.

Las conclusiones se basan en una compulsa realizada entre mayo y junio por el Instituto Kantar entre 10.000 jóvenes de 16 a 25 años, en diez países: Australia, Brasil, Estados Unidos, Filipinas, Finlandia, Francia, India, Nigeria, Portugal, y Reino Unido.

 

Salud mental

 

El cambio climático, además de la multiplicación de catástrofes naturales y del aumento de refugiados que provoca, también afecta a la salud mental, especialmente entre las generaciones más jóvenes.

"Aunque sea dolorosa y angustiosa, la ansiedad climática es racional y no implica una enfermedad mental", afirman los autores. del trabajo.

El estudio señala que "la ansiedad relacionada con el clima implica muchas emociones: preocupación, miedo, ira, pena, desesperación, culpa y vergüenza, así como esperanza".

Se trata de "respuestas coherentes y saludables a las amenazas a las que nos enfrentamos, pero su intensidad y complejidad pueden experimentarse como un factor de estrés psicológico".

El 83% de los jóvenes encuestados pone de relieve que no se ha cuidado el planeta y muchos de ellos opinan que la respuesta de los gobiernos es inadecuada.

Los investigadores subrayan que para muchos jóvenes de todo el mundo, los gobiernos no reconocen ni responden a la crisis de forma coherente y urgente, o no responden a su alarma, y que esto se vive como una traición y un abandono, no sólo del individuo, sino de los jóvenes y de las futuras generaciones en general".

Escrito por
Buenos Aires, NA