Lunes, 15 Noviembre 2021 13:57

Cuba avanza hacia la "nueva normalidad" tras el control de pandemia

Este lunes se reanudó el dictado de clases en todos los niveles. Y se abrieron las fronteras.

Cuba retomó las clases presenciales tras haber controlado el coronavirus Cuba retomó las clases presenciales tras haber controlado el coronavirus NA-Xinhua/Joaquín Hernández

Por Raúl Menchaca.

Cuba dio un paso hacia la llamada "nueva normalidad", con el reinicio este lunes de las clases presenciales en todos los niveles y la reapertura de las fronteras, tras el control de la enfermedad del nuevo coronavirus (Covid-19) en el país.

Más de 700.000 niños de entre cinco y 10 años retornaron este lunes a las aulas en la educación primaria para completar la matrícula total de estudiantes cubanos, que en otros niveles iniciaron de manera gradual desde octubre pasado.

"Ahora todas las escuelas están abiertas nuevamente y se podrá terminar un curso que ha sido muy complejo por efecto de la pandemia", dijo a Xinhua la maestra Rebeca Álvarez, quien imparte clases de matemáticas en cuarto grado, en una escuela de La Habana.

Para los estudiantes, el regreso a las escuelas es casi una fiesta, como aseguró Omar Caballero, un vivaz niño de 10 años, quien cursa el quinto grado y dijo estar feliz por el reencuentro con sus amigos.

Con el retorno a clases de alumnos de preescolar a quinto grado, los estudiantes cubanos que se han vuelto a incorporar a la enseñanza en todos los niveles educacionales suman ahora casi un millón y medio, el 90 por ciento de ellos vacunados contra la Covid-19 con alguna de las vacunas cubanas.

En Cuba está en marcha un acelerado proceso de inmunización masiva contra el virus, mediante el cual se ha vacunado hasta el momento a más de 8 millones de los 11,2 millones de cubanos con la aplicación de las correspondientes tres dosis de la vacuna, según datos del Ministerio de Salud Pública.

La inmunización se realiza con las vacunas Abdala, Soberana-02 y Soberana Plus, tres de las cinco desarrolladas en Cuba.

Esta inmunización es la que permitió la reapertura de las fronteras, una decisión que de acuerdo con el presidente Miguel Díaz-Canel permitirá reactivar la industria turística cubana, segunda fuente en aporte de divisas al país, sólo superada por la exportación de servicios profesionales.

"Con la entrada a la nueva normalidad la economía debe recuperarse", aseveró el mandatario el pasado viernes durante una comparecencia televisiva. El Ministerio del Transporte (Mitrans) de Cuba planificó la llegada desde este lunes de más de 400 vuelos semanales, "en correspondencia con el incremento paulatino de la movilidad internacional y el comportamiento epidemiológico en el país".

De estos arribos, 77 serán desde los Estados Unidos hacia La Habana, entre los 147 aprobados para todo el país, según adelantó hace unos días el titular del Mitrans, Eduardo Rodríguez, quien señaló que las cifras aún son variables, pues las aerolíneas continúan con solicitudes.

Los principales aeropuertos cubanos se han preparado para esta etapa, aunque nunca estuvieron cerrados del todo y solo recibían una mínima cantidad de viajeros.

En su reciente intervención televisiva, Díaz-Canel ofreció a los turistas extranjeros la posibilidad de vacunarse contra la Covid-19 con los fármacos desarrollados por científicos cubanos.

"Conocemos de grupos de turistas que además de pasar una estancia en la isla, quieren vacunarse y aprovechar la seguridad que dan los inyectables cubanos", afirmó el mandatario.

Díaz-Canel llamó a recibir a los vacacionistas con responsabilidad a partir de la premisa de que la pandemia persiste, aunque el país controle la Covid-19 y avance en la vacunación.

Desde este lunes, los viajeros podrán ingresar a Cuba con pasaportes de vacunación o certificados emitidos en el extranjero y los no vacunados deberán presentar una prueba negativa de biología molecular a la Covid-19, realizada 72 horas antes del arribo, mientras que los menores de 12 años no tienen que mostrar examen o pasaporte de vacunación. La aparición del nuevo coronavirus en Cuba, en marzo del pasado año, significó la paralización de la economía y una brusca caída de la llamada "industria del ocio", por la casi total ausencia de turistas extranjeros y cubanos.

En el primer semestre de este año, Cuba recibió a 270.639 visitantes extranjeros, una clara disminución de los arribos con relación al mismo período de 2020, cuando llegaron 1.239.099 vacacionistas, según cifras oficiales.

La nación caribeña llegó a recibir en los últimos años alrededor de 4 millones de vacacionistas al año en promedio. En lo que resta de año se espera recibir a más de 100.000 vacacionistas, según adelantó hace unas semanas el ministro de Turismo, Juan Carlos García, quien admitió no obstante que el objetivo depende de cómo reaccionen los mercados.

Lee también -- El presidente de México reitera el llamado a "no asfixiar" a Cuba con el bloqueo

 

 

 

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA