Lunes, 23 Agosto 2021 21:44

Alerta científica: el cambio climático causaría las lluvias extremas, olas de calor e incendios en Europa y EEUU

El grupo World Weather Attribution atribuyó las inundaciones en Alemania, Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo a que ahora tienen entre 1,2 y 9 veces más probabilidades debido al calentamiento global.

Las inundaciones atribuidas al cambio climático arruinaron Pepinster, Bélgica. Las inundaciones atribuidas al cambio climático arruinaron Pepinster, Bélgica. Skay News.

El cambio climático tornó más probable el tipo de fuertes tormentas que provocaron las devastadoras inundaciones que se vieron en Europa occidental, advirtieron los científicos.

De igual modo, un fuego bautizado como Caldor en California amenaza 17.000 viviendas pese a la mejora del clima, ya que vino siendo impulsado por el viento y las condiciones secas de la zona este de Sacramento, hasta quemar más de 43.100 hectáreas.

El calentamiento global se señala como causante de este incendio, así como del denominado Dixie, el segundo más grande en la historia del estado de California, que lleva ardiendo más de un mes pese al constante esfuerzo de los casi 6.200 bomberos desplegados en la zona.

Los últimos datos apuntan a que Dixie, contenido en un 40%, quemó 293.729 hectáreas.

En cuanto a las inundaciones en Alemania, Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo, el grupo World Weather Attribution afirma que fueron causadas por lluvias extremas que ahora tienen entre 1,2 y 9 veces más probabilidades de ocurrir debido al calentamiento global.

Al analizar los registros meteorológicos y usar simulaciones por computadora, también encontraron que tales aguaceros son ahora entre un 3 y un 19% más pesados ​​en la región, en comparación con cuando el clima era 1,2 ° C más frío a fines del siglo XIX.

Cantidades récord de lluvia cayeron sobre Alemania y Bélgica en julio , matando a más de 200 personas y destruyendo hogares, negocios e infraestructura.

 

Evidencias de calentamiento

 

A principios de este mes, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático concluyó que había evidencia "inequívoca" de que los humanos están calentando el planeta, y que esto está haciendo que los eventos climáticos extremos sean cada vez más probables y más severos.

El investigador del clima del Real Instituto Meteorológico Holandés, Sjoukje Philip, dijo: "Combinamos el conocimiento de especialistas de varios campos de estudio para comprender la influencia del cambio climático en las terribles inundaciones del mes pasado, y dejar en claro lo que podemos y no podemos analizar en este evento.

"Es difícil analizar la influencia del cambio climático en las fuertes lluvias a niveles muy locales, pero pudimos demostrar que, en Europa occidental, las emisiones de gases de efecto invernadero han hecho que eventos como estos sean más probables".

 

Hemisferio Norte

 

Del otro lado del Atlántico, en el continente americano, el agua y el fuego devastan amplias zonas y los expertos también coinciden en atribuir las causas de los desastres climáticos al recalentamiento global.

Pero también los movimientos telúricos más intensos y frecuentes que en anteriores épocas, provocaron catástrofes, como en Haití y el cordón del Pacífico.

Leer más: Científicos expusieron en Mendoza metodologías para anticipar desastres naturales y el fenómeno sistémico del cambio climático

Asimismo, las mortíferas lluvias del fin de semana en Tennessee, que causaron más de 30 muertos, constituyeron la segunda gran inundación este año en ese estado.

Una anterior lluvia torrencial había inundado partes de Nashville, la capital de la música country, en marzo y mató al menos a cuatro personas.

Los científicos del clima estuvieron advirtiendo durante décadas que el calentamiento global provocaría más lluvias intensas.

Ahora, con la Tierra casi 2 grados Fahrenheit más caliente que a fines del siglo XIX, los científicos están observando esa tendencia en tiempo real.

La cantidad de lluvia que cae durante las tormentas más fuertes aumentó en casi un tercio en el sureste de los EEUU, entre 1958 y 2016, según la Evaluación Nacional del Clima más reciente.

Escrito por
Buenos Aires, NA