Viernes, 28 Agosto 2020 21:00

A 15 años del huracán "Katrina", uno de los más destructivos de la historia

Es considerado como uno de los cinco huracanes más mortíferos de la historia de Estados Unidos

A 15 años del huracán "Katrina", uno de los más destructivos de la historia

El huracán Katrina fue uno de los más destructivos y el que causó más víctimas mortales de la temporada de huracanes en el Atlántico de 2005.

Se trata del huracán que ha provocado más daños económicos, así como uno de los cinco huracanes más mortíferos, de la historia de Estados Unidos

Asimismo, el Katrina es el sexto más intenso de todos los huracanes del Atlántico registrados. Al menos 2 mil personas fallecieron debido al propio huracán o las consiguientes inundaciones, convirtiéndose en el huracán más mortífero en Estados Unidos desde el huracán San Felipe II, de 1928; la cifra total de daños materiales se estimó en un principio en 108 000 millones de dólares (2005 USD), casi el cuádruple que la de los desperfectos causados por el huracán Andrew en 1992.

El 23 de agosto de 2005 el huracán Katrina se formó sobre las Bahamas y cruzó el sur de Florida como un huracán de categoría 1 moderado, causando algunas muertes e inundaciones antes de fortalecerse rápidamente en el golfo de México.

Tras haber alcanzado la categoría 5, la tormenta se debilitó antes de tocar tierra por segunda vez como un huracán de categoría 3 el 29 de agosto en el sudeste de Luisiana.

El Katrina devastó las costas del golfo desde Florida a Texas debido a su intensificación. El mayor número de muertes se registró en Nueva Orleans, que quedó inundada porque su sistema de diques falló, colapsándose muchos de ellos varias horas después de que el huracán hubiese continuado tierra adentro.

El 80 % de la ciudad así como grandes superficies de parroquias colindantes quedaron anegadas, manteniéndose así durante semanas.

Sin embargo, los daños materiales más importantes se produjeron en áreas costeras, como la inundación en cuestión de horas de todas las ciudades costeras de Misisipi, el arrastre de numerosos barcos y casinos flotantes a tierra firme, lo que provocó su choque con edificios, alcanzando las olas distancias de 10 a 19 km desde la costa.

Para evitar otra catástrofe se construyó un muro de cemento a lo largo de más de tres kilómetros en la zona pantanosa.

Hoy, aún hay casas vacías que recuerdan las secuelas de la devastación del Katrina.

Escrito por
Buenos Aires, NA

Nota completa exclusiva para abonados.
Solicitar ahora!

Contenidos relacionados