| Última actualización:15 de Julio de 2022 - 17:15

La verdadera historia de Elvis que no cuenta la nueva película protagonizada por Austin Butler

La obra de Warner Bros. se estrenó este jueves 14 de julio y presentó a Austin Butler como el Rey del rock & roll.

Por
Austin Butler se pone en la piel de Elvis, el Rey del rock & roll Austin Butler se pone en la piel de Elvis, el Rey del rock & roll

Baz Luhrmann ha presentado un espectáculo visual en Elvis, la cinta protagonizada por Austin Butler y Tom Hanks como el popular cantante y su enigmático agente. La historia se centra en la relación entre ambos durante el ascenso a la fama del artista y su posterior caída, hasta su precipitada muerte. Si bien a lo largo de la narrativa han tratado cuestiones muy importantes en su vida, hubo algunas cosas que quedaron afuera.

LEE: Elvis llega a la pantalla grande: un intenso recorrido por la vida del rey del rock and roll

En la versión cinematográfica se puede ver, con imágenes un poco crudas, la influencia controladora de Tom Parker, el agente de Elvis, y la creciente dependencia del cantante de los medicamentos recetados durante sus años actuando en Las Vegas. También hablan sobre su matrimonio con Priscilla y su relación con su familia. A continuación, la verdadera historia que no cuentan en la cinta que ya está disponible en los cines.

Priscilla y Elvis

La película muestra el inicio del amor entre Elvis y Priscilla, el cual tuvo lugar en Alemania, en septiembre de 1959, cuando él estuvo sirviendo en el ejército de los Estados Unidos por dos años como una multa por su comportamiento inapropiado en los escenarios.

Esta parte es real, ya que Priscilla vivía en Wiesbaden (en ese entonces, era llamado Alemania Occidental después de la Segunda Guerra Mundial) porque su padrastro, quien era un oficial de la Fuerza Aérea, estaba viviendo allí. En aquel lugar conoció a un Elvis de 24 años, en una fiesta de las Fuerzas. Un detalle inesperado y que la obra de Warner Bros. pasa por alto es que la joven tenía 14 años en aquel momento.

“Al principio, mis padres dijeron que no debería salir con Elvis, que era demasiado joven, lo cual era cierto. Mi madre sintió que era una oportunidad única en la vida y, además, no me estaba haciendo daño. Finalmente convenció a papá para que diera su consentimiento”, había comentado Priscilla al respecto.

Otro tema del que no se habla en la película tiene que ver con las infidelidades de Priscilla, ya que las de Elvis sí son retratadas. La exmujer del cantante confesó en sus memorias “Elvis and Me” que tuvo un breve romance con un profesor de baile llamado Mark, mientras Elvis estaba filmando en 1968. Posteriormente, tuvo una aventura con su profesor de karate en 1972, previo a su divorcio del cantante.

Elvis y Nixon

En la vida real, en diciembre de 1970, Elvis tuvo una reunión con el presidente de la Nación de ese entonces, Richard Nixon. Con cita en la Casa Blanca, el artista le presentó al mandatario una carta en la que expresaba su preocupación por la situación en la que se encontraban como país.

“La cultura de las drogas, los hippies, el SDS [una organización activista estudiantil], las Panteras Negras, etc., no me consideran su enemigo o, como lo llaman, 'el establishment'. Yo lo llamo Estados Unidos, y lo amo. Señor, yo puedo hacer y haré cualquier servicio que pueda para ayudar al país”, expresó Elvis.

Además, en la carta le preguntó a Nixon si podía convertirse en un “Agente federal independiente” para poder ayudar en la guerra contra las drogas ilegales.

Este encuentro no estuvo plasmado en la película, aunque sí es cierto que Luhrmann filmó algunas escenas sobre este acontecimiento. “Lo tuve [en la película] por un tiempo, pero llega un punto en el que no puedes tenerlo todo, así que solo traté de rastrear el espíritu del personaje”, mencionó sobre la eliminación de este momento en su metraje final, cuando reveló que existe una versión de la película de más de cuatro horas.

La historia real de Tom Parker

En la cinta, otro de los personajes fundamentales para la narrativa es el de Tom Hanks. Se trata del agente que llevó a la fama a Elvis y que lo convirtió en un ícono del rock & roll. Luhrmann, en su afán por convertirlo en una especie de antagonista, evita retratar algunos logros que consiguió para el aclamado intérprete.

Una de las cosas que no son ciertas de la película es que este manager había presionado a Elvis para que rebajara el tono de su atractivo sexual. La autora de la biografía “The Colonel: The Extraordinary Story of Colonel Tom Parker and Elvis Presley”, Alanna Nash, fue una de las que habló al respecto.

“Elvis se ocupaba de lo que hacía Elvis y el Coronel se ocupaba de lo que hacía el Coronel. Le gustó que Elvis hiciera lo que atraía a la gente a la gran carpa. ¡Escucha, este tipo no era tonto! A Parker le encantaba que Elvis fuera como un artista masculino de striptease... Como las chicas atrevidas de los carnavales. ¡Eso vendió boletos!”, reveló la periodista y escritora.

Además, desmintió que Parker estuviese bajo la presión del Gobierno. “Eso es una tontería total e inequívoca, una completa invención en la película. Sí es cierto que trabajó en estrecha colaboración con el Pentágono, pero para planificar la carrera militar de Elvis y el concierto posterior al ejército para recaudar fondos para el monumento al USS Arizona”, agregó.

Elvis se encuentra disponibles en los cines argentinos desde el 14 de julio.

LEE: Datos curiosos sobre Elvis, el estreno del año

NA - Buenos Aires, Argentina