Viernes, 12 Noviembre 2021 11:02

Flor Vigna se lanzó como cantante: "Tuve que aprender a decir que no para cumplir mi sueño"

Vigna encaró esta nueva faceta con un proyecto autogestivo. Vigna encaró esta nueva faceta con un proyecto autogestivo. Redes sociales.

Flor Vigna es una chica que cumple sus metas. Decidida a ser artista, encontró en Combate la puerta de entrada a los medios de comunicación y sostuvo su participación en el programa destinado a un público juvenil a base de destreza, talento y carisma. Ese combo, sumado al apoyo masivo de su público de las redes sociales la llevó a participar de ShowMatch, donde fue bicampeona del Bailando e impulsó un ritmo vertiginoso en su carrera como conductora y actriz de teatro y televisión. Y cuando parecía que a los 27 ya había alcanzado todo, redobló la puesta y apostó a una nueva faceta como cantante.

El jueves 12 presentó Uy!, su primer tema como solista que forma parte de un proyecto autogestivo que inició junto al productor Tavo Lozano, y en cuyo videoclip aparece su flamante pareja: el actor Luciano Castro. "Esto empezó por dos amigos que se animaron a soñar, a ser valientes a invertir amor, energía y tiempo en esto. Hoy lo vemos nacer y ojalá que crezca un montón", manifestó Vigna ante quienes estuvieron presentes en el lanzamiento que tuvo lugar en un boliche de Belgrano. Y en diálogo con Noticias Argentinas, habló de todo lo que representa esta gran apuesta. "No le quiero faltar un respeto a las madres, porque sé que es muy difícil la tarea que llevan a cabo, pero yo siento que estoy presentando a un hijo", advierte con la desfachatez que la caracteriza.

-¿Cómo surgió esta nueva faceta en tu carrera artística?

-Con mi amigo Tavo lozano. Somos muy amigos y de repente empezamos a jugar con las canciones y nos dimos cuenta que iba en serio. Dijimos: 'Empecemos a invertir más tiempo, energía, ahorros, hagámoslo real sin esperar a que nos vengan a buscar' y acá estamos.Hace un año y medio que vengo trabajando en este proyecto y tuve que aprender a decir que no para cumplir mi sueño. Decir que no a un nuevo trabajo, a un sueldo de afuera para invertir mis ahorros, sabiendo que me podía ir mal.

-¿Siempre quisiste cantar?

-Siempre quise hacer una obra que englobe mi filosofía de vida, que cuente quién soy, qué pienso... que una charla que tenés con una amiga se vuelva canción. Por ejemplo el segundo tema que voy a sacar en diciembre habla de un cambio de paradigma de la sociedad. Me parece que la voz que puede ejercer un cantante en el escenario engloba una obra que define al artista y me encantaría ocupar ese lugar.

-¿Componés todas tus canciones?

-Sí, yo me encargo de la letra, basándome en experiencias personales o ajenas, y Tavo de la música. Eso es lo que lo hace tan lindo. Es un proyecto muy nuestro.

-Saltaste a la fama en 2014 y desde entonces no paraste de trabajar en televisión, teatro y las redes sociales. ¿Tuviste tiempo para disfrutar el proceso?

-¡Qué pregunta! Desde la teoría, trato de disfrutar el viaje, pero en la práctica cuesta. Viene el resultadismo, la presión y es difícil, pero yo soy bastante hippie tengo amigos a los que les gusta disfrutar la vida y que son mi cable a tierra. Entonces nos organizamos y más allá de que tenga mucho trabajo nos vamos unos días de vacaciones o nos juntamos a tomar mate y eso cambia todo. Si no tengo a mi gente, mis amigos, mi amor y tiempo para meditar y estar conmigo me siento vacía. Yo busco la masividad con mi arte pero necesito un tiempo para todo lo otro.

-¿Siempre lo pudiste dividir?

-Lo necesito como combustible. Si no tengo esa charla con amigos, mi vieja o mi pareja no funciono. Me encantaría ser más robot pero no me sale. Soy muy sensible... ¡Tengo luna en cáncer! (se ríe). Ojo, cuando terminamos el rodaje de Uy!, que codirigí con Javier Grieco, el cuerpo me pasó factura porque fue como una bomba en mi cuerpo y terminé en cama 4 o 5 días, pero me hizo bien también. Está bueno encontrar el equilibro.

-Es muy común que te encasillen en una sola disciplina cuando trabajás en los medios, ¿te da miedo que eso te reste en esta nueva faceta?

-Me da recontra miedo, porque sé que es una construcción muy larga. No es como cuando hace rato te venís formando en una disciplina y pasás a un programa del prime time o una obra en calle Corrientes, porque estoy siendo líder de un equipo que empieza desde abajo, remando mucho. Sé que va a haber hater, que a mucha gente le va a parecer raro que yo cante, pero lo abrazo. Es lo que quiero hacer y me animo a con el tiempo ir conquistándolos.

-¿Hacés un trabajo especial para que no te afecten los comentarios negativos?

-Lo vengo haciendo hace rato, porque con la exposición pasa todo el tiempo. Seguramente aumente todo esto y creo que es un buen trabajo evolutivo aprender a que no te importe el qué dirán.

-Recién dijiste que para vos es importante rodearte de tu familia, amigos y de tu amor. Y en el plano sentimental están en un buen momento con Luciano Castro. ¿Cómo te acompaña?

-Él es re perfil bajo y nuestra relación se dio en un momento re lindo de los dos. De un nuevo comienzo, de nuevas decisiones y prometimos hacernos muy bien el uno al otro. Estamos para sumar y él me enamora mucho cada día.

-Sorprendió que Luciano haya formado parte del videoclip porque siempre fue muy reacio a los medios.

-Es muy lindo que se haya sumado. Más allá de que es un videoclip y quiero que la gente le guste, es un recuerdo para toda la vida. No solamente está Lucho, también están mis mejores amigos, mi mamá no apareció porque le daba vergüenza. Ojalá que pueda crecer en esto y en uno años pueda ver quiénes me acompañaron.

FDtRMkaWUAIaUfX_1.jpg

-¿Cómo vivieron el revuelo que se generó cuando blanquearon su noviazgo?

-No vimos mucho. Lucho no tiene Instagram, no mira nada y yo tampoco quise fijarme. Me parece un buen ejercicio no prestarle atención a los comentarios y lo importante es que estamos bien y contentos.

Escrito por
Buenos Aires, NA