Jueves, 20 Mayo 2021 09:22

Cher, “La Diosa del Pop”, cumple 75 años

Rebelde, decidida e imparable, la artista estadounidense se mantiene vigente hace seis décadas.

Cher, “La Diosa del Pop”, cumple 75 años

En casi seis décadas de carrera, Cher construyó una imagen de mujer fuerte, decidida, rebelde e imparable. Y a los 75 años, es un ejemplo de que es posible reinventarse las veces que sea necesario para mantenerse vigente y exitosa, pero a lo largo del camino para convertirse en "La Diosa del Pop" tuvo que superar varias adversidades.

"Siempre quise ser famosa. Siempre soñé con superar la posición en la que me encontraba", dijo la artista nacida el 20 de mayo de 1946 en California como Cherilyn Sarkisian, en una de las tantas entrevistas que ha dado a lo largo de su vida. Su objetivo estaba claro. Luego de las carencias económicas que vivió durante su infancia y la disfuncionalidades de su familia, estaba convencida de que la fama iba a ayudarla a salir adelante.

Creció sintiéndose un "patito feo" por no ser rubia como las estrellas que aparecían en cine y televisión en su niñez y no tenía claro en qué área artística podía destacarse. Sin embargo, a los 16 años dejó el colegio y se mudó a Los Ángeles con una amiga para formarse como actriz y probar suerte. Allí conoció a Salvatore "Sonny" Bono y su vida comenzó a tener la adrenalina que tanto buscaba.

Sonny era diez años mayor, divorciado, que trabajaba con el productor Phil Spector. Y al enterarse de que Cher no tenía trabajo ni donde vivir, le ofrecía ser su ama de llaves. Primero los unió una amistad, que con el tiempo se convirtió en amor y en 1964 se pusieron de novios. Bono confiaba en el potencial que tenía su esposa, aunque ella todavía no eran tan consciente de lo que podía hacer y luego de intentar de que iniciara su carrera como solista, se unieron en el dúo Caesar & Cleo y en 1965 explotaron como Sonny & Cher.

Canciones como "Baby Don't Go", "I Got You Babe", "Just You" y "But You're Mine" rápidamente se metieron en los rankings musicales de todo el mundo y la pareja comenzó a gozar de una fama desmedida. Eran súper estrellas. Su público los aclamaba tanto en Estados Unidos como en Europa y pasar de llegar con la justo para vivir en Los Ángeles a pasar la mayor parte del año de gira dando conciertos y shows por televisión con los que no paraban de facturar. Y a la par, Cher mantenía su carrera solista, dirigida por su marido, pero no tenía tan buena recepción del público como la dupla.Pero el éxito muchas veces es efímero y la pareja hippie que le cantaba al amor comenzó a perder fuerza. Tanto arriba como abajo del escenario. Su estilo había quedado un poco antiguo y el matrimonio pasaba por su peor momento por las infidelidades de ambas partes. Para colmo, Bono estaba decidido a convertir a Cher en una estrella de cine con "Chastity", un drama que fue un fracaso de taquilla y llevó al matrimonio a la ruina. Ya siendo padres, para poner sacar a flote a su familia decidieron dar shows nocturnos en Las Vegas, en los que entre canción y canción solían exponer sus diferencias. Al público le causaba gracia verlos discutir y cuando los vio un productor de televisión, no lo dudó y les propuso tener su propio programa: "The Sonny & Cher Show".

La pantalla chica hizo que su carrera volviera a tomar fuerza y el show rompió récords de audiencia en todo el mundo. Y a diferencia de cómo se manejaban puertas para adentro, Cher se mostraba como una mujer irónica, de carácter fuerte, que tenía de punto a su marido. Pero la realidad era distinta, Sonny manejaba el rumbo de su vida personal y profesional de la artista. Hasta que en 1975 pusieron un punto final a su relación amorosa y meses más tarde, hicieron lo mismo en el plano laboral.

Cher descubrió que todo estaba a nombre de su ex marido y aunque no fue fácil, decidió tomar las riendas y abrirse camino por su cuenta. Se puso en pareja con el empresario David Geffen, quien la ayudó en los enfrentamientos judiciales con Bono, y firmó contrato con Warner. A diferencia de su exmarido, su carrera en solitario no paró de crecer. Tenía su propio programa de televisión, un camino ascendente en la música y su vida amorosa ayudaba a que estuviera en la portada de las revistas más importantes.

Tras romper su noviazgo con Geffen se enamoró perdidamente de Gregg Allman, uno de los fundadores de The Allman Brothers Band, y a tres días de terminar el proceso de divorcio con Sonny, se casaron. Pero a solo nueve días de la boda, Cher pidió el divorcio del músico, argumentando que no podía estar con él por su adicción a la heroína y al alcohol. En cuestión de semanas, se reconciliaron y la cantante se convirtió en un gran pilar en el camino a la rehabilitación de su pareja. Tuvieron un hijo, Elijah Blue, y se lanzaron como dúo musical como "Allman and Woman", que no tuvo el éxito esperado, y en 1979 se separaron .

Ese mismo año Cher volvió a reinventarse y probó suerte con la música disco. "Take me home" la volvió a llevar a la cima, pero meses más tarde, decidió volver al rock con su álbum "Prisioner", con el que sacó a relucir su costado más provocador, ya que en la portada aparecía desnuda y encadenada, algo que fue aclamado y criticado por el público. En 1980 formó la banda Black Rose, que pasó sin pena ni gloria y al año siguiente su show se convirtió en uno de los más convocantes de Las Vegas, con los que ganaba 300 mil dólares por semana.

Su incursión en el cine le había dejado un mal recuerdo y los productores no confiaban en su talento como actriz. Sin embargo, en 1983 debutó en Broadway con "Come Back to the Five and Dime, Jimmy Dean, Jimmy Dean" y su desempeño estuvo tan bien que el productor Mike Nichols la invitó a participar de la película "Silwook" junto a Meryl Streep, por la que fue nominada al Oscar como Mejor Actriz de Reparto y ganó un Globo de Oro en la misma categoría.

Ya en 1985, volvió a la pantalla grande como protagonista de "Mask", y por su trabajo recibió un premio en el Festival de Cannes. La consagración cinematográfica le llegó en 1987, de la mano de "Suspect", "Las brujas de EastWick" y "Hechizo de luna", y fue el impulso para reactivar su carrera musical con su álbum "Cher", que vendió cerca de 7 millones de copias. También dio mucho que hablar su vida sentimental, ya que tuvo varios noviazgos con hombres más jóvenes que ella, como Tom Cruise, Val Kilmer, Eric Stoltz y Richie Sambora, entre otros.

Y aunque la industria aseguraba que mientras que por su edad no podría lograr mucho más, una vez más Cher demostró que podía con todo y siguió rompiendo récords con "Heart of Stone" (1989), "Love Hurts" (1991) y "It's a Man's World" (1995). Su música y su personalidad la habían llevado a ser una referente de la comunidad LGBT, pero cuando en 1995 Chastity, la hija que tuvo con Bono, contó que era lesbiana en una entrevista, la cantante no quedó muy contenta. Su reacción no coincidía con la imagen que había creado en tantos años y explicó que se debía a que se había enterado por los medios y esperaba que su hija tuviera la confianza como para contárselo en privado. De hecho en 2009, Chastity decidió cambiar de género como "Chaz" y su madre lo acompañó durante todo el proceso.

En mayo 1998 la muerte de Sonny Bono en un accidente de sky representó un duro golpe en su vida. El tiempo había ayudado a que dejaran sus diferencias atrás y en el funeral, a pedido de la última esposa de Bono dio un conmovedor discurso en el que destacó la visión de su exmarido y la forma en la que impulsó su carrera.

Meses más tarde de esta gran pérdida, la artista sorprendió al incursionar en el género dance con "Believe", un álbum que se convirtió en uno de los más exitosos y el primer corte homónimo la llevó a ser la cantante de mayor edad en entrar al ranking Billboard Hot 100, y el segundo sencillo, "Strong enogh" también hizo lo suyo.

Ya en 2002, con casi cuarenta años sobre los escenarios, decidió ponerle fin a sus eternas giras y se despidió a lo grande con Living Proof: The Farewell Tour, con la promesa de seguir haciendo música y cine. A casi veinte años de esa despedida, Cher lanzó dos discos de estudio "Closer to the Truth" (2013) y "Dancing Queen" (2018), hizo exitosos shows en Las Vegas, sin dejar de lado sus grandes despliegues de vestuario, se mantuvo firme en su rol como empresaria y como activista por el cuidado de los animales. A lo largo de su vida hizo lo que quiso y logró mucho más de lo que esperaba en su niñez y adolescencia, y al día de hoy sigue siendo un ejemplo para muchos hombres y mujeres que sueñan con seguir sus pasos.

Escrito por
Buenos Aires, NA