Jueves, 14 Octubre 2021 15:17

Anna Chiara, la hija de Andrea del Boca y Ricardo Biasotti, quiere cambiar de nombre y apellido

Representada por la abogada Paula Ojeda, especialista en violencia de género, la actriz presentará una demanda ante la Justicia.

Anna y Andrea. Anna y Andrea. Redes sociales.

A dos años de haber denunciado a su progenitor, Ricardo Biasotti, por abuso sexual agravado, Anna Chiara Biasotti del Boca -así es el nombre que figura en su DNI- decidió presentarse ante la Justicia para cambiar su nombre y apellido a Anna del Boca.

En diálogo con Noticias Argentinas, Paula Ojeda, su abogada y especialista en violencia de género, reveló que la joven actriz hace tiempo que tenía pensado llevar a cabo esta medida.

"Es un juicio por supresión de apellido y de nombre. Se presenta en la Justicia para que lo autorice, porque hay motivos más que suficientes ya que Anna es víctima y Biasotti está imputado por abuso sexual y corrupción de menores", explicó la letrada, que presentará la demanda en los próximos días.

Y dio detalles del conflicto que le genera a Anna: "Su nacimiento se tuvo que inscribir en el registro civil con una orden judicial, porque si no, no lo hacía Biasotti y él obligó a poner Chiara como nombre. Es una persona que le hizo mucho, mucho daño".

En febrero de 2019, luego de que Biasotti la criticara por un reportaje que le dio a la revista Caras, Anna decidió hacer un contundente descargo en sus redes sociales. "¿No te acordás cuando vos y tu novia dormían desnudos al lado mío? Vi todo, porque taparte no sabías", manifestó la adolescente que en ese entonces tenía 18 años.

Y continuó: "Me sacabas el celular porque era la única manera de comunicarme con mi mamá. La llamabas ‘puta’. Cuando nos empujaste frente al vidrio de la puerta de casa, ¿no te acordás? Yo sí. Vos también. Y por eso no das la cara, porque no tenés".

 

Grave denuncia

 

Finalmente en noviembre de ese año se presentó en el Juzgado en lo Criminal y Correccional N° 43 para denunciar a Biasotti por abuso sexual y corrupción de menores. 

"Ante diversas afrentas mediáticas de mi propio padre y terceros, he venido esbozando en primera persona parte de los hechos que tiñeron de sombra mi niñez y que hoy siguen atravesando mi vida entera", expresó en la denuncia.

Mientras que meses más tarde, Andrea manifestó su angustia por todo lo malo que sufrió su hija. "Es muy duro como mamá tener que relatar los dichos de Anna, cuando me empezó a contar lo que se había guardado durante muchos años por miedo, por vergüenza, porque se sentía humillada, porque se sentía sucia", relató la actriz, muy angustiada. Y explicó cómo Anna se animó a contarle su experiencia: "Después de la muerte de mi papá, desesperada empezó a llorar y a contar cómo, sistemáticamente, cuando la llevaba a la casa de su progenitor masculino, como ella le dice, la obligaba a dormir en el dormitorio de él".

Con mucho dolor, Andrea declaró que Biasotti "le apoyaba su miembro, la toqueteaba, la besaba en la boca" y que no dejaba que Anna se comunicara con ella. "Por supuesto que yo le daba un celular para que se pudiera comunicar conmigo, pero siempre él lo escondía. El asco que le daba cuando la obligaba a ver películas pornográficas. Ella no sabía lo que significaba a esa edad, pero le daba mucho asco ver cómo personas besaban por donde uno hacía pis, y con los años se dio cuenta que eso se llama 'sexo oral', pero ella era muy chiquita y no tenía por qué pasar todo eso", puntualizó.

Asimismo, tras enterarse de los abusos, Del Boca pudo entender el porqué de la baja autoestima de su hija y el miedo que sentía antes de hacer la denuncia. "Yo no le deseo a nadie este dolor y la impotencia y darme cuenta que, durante tantos años Anna, cuando tenía que salir a dormir a la casa del padre nos suplicaba, se agarraba de los marcos de las puertas para no tener que ir. Y si bien yo hice todas las denuncias en el Juzgado de Familia, nunca fui escuchada, nunca fue a cámara gesell, y si yo no permitía que saliera, yo tenía las multas. El padre biológico le robó la inocencia, es inhumano", cerró.

Escrito por
Buenos Aires, NA