Martes, 27 Julio 2021 15:19

A raíz del caso Chano, Matías Alé recordó su brote psicótico: "Yo podría haber terminado así"

El conductor de "Espléndidos e infidentes", por La 990, e integrante de "Polémica en el bar" habló del episodio que vivió en 2015.

El actor se mostró muy movilizado por lo que le ocurrió al exlíder de Tan Biónica. El actor se mostró muy movilizado por lo que le ocurrió al exlíder de Tan Biónica. NA.

A raíz de lo que le ocurrió a Chano en las últimas horas, tras sufrir un brote psicótico y recibir un disparo en el abdomen, por el que tuvieron que extirparle el bazo, el riñón izquierdo y parte del páncreas en el Sanatorio Otamendi, Matías Alé recordó el episodio que vivió en 2015. "Pienso que yo podría haber terminado así. Con el brote psicótico vivís dos realidades paralelas: lo que está pasando y lo que te creaste dentro de tu cabeza... es muy difícil tomar conciencia de lo que es real", contó el conductor de "Espléndidos e infidentes", por La 990, en una entrevista con "Intrusos".

"Lo mío fue un brote psicótico con delirio místico. A mí me pintó en ese momento creerme el Espíritu Santo, el hijo enviado de Dios, el Mesías que venía a salvar al mundo, enseguida hay que acudir a un médico, a un profesional", detalló y pidió prudencia y respeto al tratar el caso del exlíder de Tan Biónica por su propia experiencia: "Hay que tener mucho cuidado con lo que decimos de Chano y de su situación porque muchas cosas llegan y hacen muy mal".

Por otra parte señaló que si bien el caso de Moreno Charpentier se desencadenó por su adicción a las drogas, su caso fue distinto. "Fue hipomanía, estaba todo el tiempo acelerado, sin dormir, sin descansar... se te funde la cabeza. Cuando jugás mucho tiempo al fútbol, entrenás y no descansás, te desgarrás el cuádriceps, a mí me pasó lo mismo con la cabeza", explicó. Y agregó: "Me preguntaban: '¿Con qué te das?' pero yo siempre fui muy sociable y muy enérgico".

Además, destacó que para él fue fundamental el apoyo de su madre, Elena, y de toda su familia y sus amigos más cercanos. "Mi vieja la pasó muy mal. En mi primera internación que fue del 3 de noviembre al 15 de diciembre de 2015, hablaban 10 ó 12 horas de mi problema, yo no podía ver nada porque estaba internado, pero se lo fumaba ella. Es muy difícil salir sin el amor y la contención familiar", destacó y contó que tuvo "una segunda oportunidad en el medio", ya que actualmente tiene tres trabajos y volvió a vivir solo, tras pasar gran parte de la pandemia con su mamá.

La noche anterior, Alé contó en "Polémica en el Bar" que en su peor momento lo tuvieron que contener entre ocho policías. "A mí me tuvieron que agarrar entre ocho policías. Porque, además, la fuerza que desarrollás en el momento en que estás en brote hace que seas como el Increíble Hulk", reveló. A los seis meses tuvo una recaída, pero tras someterse a un intenso tratamiento logró salir adelante.

Escrito por
Buenos Aires, NA