| Última actualización: 11 de Diciembre de 2022 - 08:30

29 horas y media: una historia de amor atravesada por la música de Los Twist

La película de Maxi Gutiérrez está ambientada durante la grabación de La dicha en movimiento. El director y los protagonistas dieron detalles de lo que se verá en la pantalla grande en 2023.

Por
Gran parte del rodaje se realizó en los estudios Panda. Gran parte del rodaje se realizó en los estudios Panda. Gentileza TyT Group.

Era 1983. Faltaban pocas semanas para que en la Argentina terminara la última dictadura militar, y en ese contexto en el que se palpitaba una primavera democrática, Pipo Cipolatti, Fabiana Cantilo, Daniel Melingo, Gonzalo Palacios, Polo Corbella y Eduardo Cano grabaron La dicha en movimiento, el primer disco de Los Twist, que fue producido por Charly García. Y casi 40 años de su lanzamiento, el cineasta Maxi Gutiérrez le rinde homenaje con 29 horas y media, su nueva película.

LEE: Se conoció el primer adelanto del documental sobre los escándalos de la serie Glee

"El proyecto se gestó a partir de la confianza del productor Rapo Marcolla, con quien empezamos a hablar de un homenaje a una super banda como Los Twist y a partir de ahí comenzaron a abrirse las puertas", cuenta el director en una visita exclusiva de Noticias Argentinas al set de filmación que se montó en los míticos estudios Panda, escenario en el que el grupo de rock nacional comenzó a hacer historia.

Kevsho_y_Ornella_1.jpgKevsho y Ornella D'Elia, como Mario y Ana.

Y en medio del boom de las biopics e historias reales llevadas a la pantalla, Gutiérrez quiso mezclar realidad con ficción, ya que su largometraje se centrará en la historia de Mario (Kevsho) y Ana (Ornella D'Elía), dos jóvenes que se conocen luego de un recital de Los Twist y logran entrar a las grabaciones de su primer álbum para filmar un videoclip. Y allí se desarrolla su historia de amor, que estará atravesada por la música de la banda de rock nacional.

"Yo tuve la suerte de vivir ese momento que fue tan revelador para los jóvenes y ese estado de ánimo fue tan fuerte que cada uno lo vivió de una manera diferente. Nunca podría hacer algo igual a lo que pasó y la manera de sentirme libre en ese sentido era poder interpretarlo como yo lo viví, que fue un estado de romanticismo y alegría única", explica el director sobre su decisión. "La película es súper feliz. No hace foco en el momento histórico en particular, sino en las emociones que transmitió en ese momento", agrega.

Maxi_Gutiérrez_-_Director_1.jpgMaxi Gutiérrez dirige 29 horas y media, un homenaje a la banda que marcó su adolescencia.

El elenco está compuesto por artistas jóvenes que no vivieron esa época que plasmarán en la pantalla grande a mediados de 2023. Mientras Kevsho y Ornella D’Elía interpretan personajes ficticios, Julián Cerati, Sofía Morandi y Guido Pennelli asumen el desafío de ponerse en la piel de Pipo Cipolatti, Fabiana Cantilo y Daniel Melingo, respectivamente.

"Es maravilloso poder interpretar a alguien que está vivo. Fue un gran desafío y a diferencia de otros personajes, lo armé de afuera para adentro. Hay otros papeles que uno los arranca desde la motivación, el objetivo y la necesidad. Pero en este caso, primero vi muchas entrevistas de Pipo y después lo conocí y reafirmé cosas que ya pensaba y descubrí otras", explica Cerati, que es sobrino del líder de Soda Stereo.

Julián_Pipo_Sofi_y_Guido_1.jpgJulián, Pipo, Sofía y Guido en los estudios de grabación.

Y hace especial hincapié en el "pensamiento no lineal" que maneja Cipollati: "Va y vuelve de todos los temas. Es un océano de información y creatividad que probablemente tengamos todos habilitades pero no podemos acceder. Eso a la hora de actuar está bueno, porque hay que ordenarlo, porque yo me pongo a improvisar como él, porque no te podés quedar en la imitación".

A Guido Pennelli le tocó un personaje con un perfil mucho más bajo, como Melingo y se apoyó en un terreno en el que tiene una base sólida: la música. "Lo fui a ver al teatro y fue muy copado y respetuoso. No me dio ningún tip y ni me pidió nada en particular porque confía mucho en el director. Para mí es una presión muy fuerte saber que Daniel va a ver la película, pero la idea siempre fue clara: recrear la grabación de La dicha en movimiento, que es un disco hermoso, del que yo conocía muchas canciones, pero me metí a investigar más. Fue un viaje en el tiempo", relata el joven de 28 años, que formó parte de varias tiras juveniles. "Descubrí que Daniel hizo cosas increíbles y estudié mucho sus gestos, cómo se paraba, su tono de voz para poder verme lo más parecido posible", señala.

"Yo empecé a tocar la batería y la guitarra de chico y después vino la actuación. Las grabaciones son un poco caóticas porque cuando tenemos un rato libre, todos agarramos un instrumento y empezamos a zapar. Estamos todo el tiempo hablando de música y eso genera una vibra muy linda", destaca. "La música une siempre y arma lazos. Con Los Twist pasó eso también y es una dinámica que se mantiene con muchos artistas de la actualidad. Es esperanzador ver esa unión", reflexiona.

Por su parte, para Sofía Morandi esta película tiene cierto sabor a revancha. La actriz y bailarina neuquina hizo varios castings para interpretar a Fabiana Cantilo en El amor después del amor, la biopic de Fito Páez para Netflix. Y aunque el papel quedó en manos de Micaela Riera, pueda darse el gusto de ponerse en los zapatos de la cantante de la mano de Maxi Gutiérrez. "Me parece un personajazo increíble que nunca sabés para dónde va a saltar, como artista y como persona", cuenta con entusiasmo.

Los_Twist_Estudios_Panda_1.jpgLos actores caracterizados como Los Twist.

Es la primera vez que la ganadora de Bailando por un sueño interpreta un personaje que existe, algo que le generaba cierta inseguridad que fue desterrada al recibir el visto bueno de Cantilo: "Me mandó un mensajito por Instagram para decirle que le gustaba que me hayan elegido y para mí estuvo buenísimo porque la admiro". Y aunque nació en 1997, agradece que este proyecto le permite de alguna forma vivir una etapa en la que no existía. "Por estas cosas agradezco ser actriz", enfatiza.

Al igual que Morandi, Kevsho surgió de las redes sociales y a pesar de que ha trabajado en TV, esta es su primera experiencia en cine. "Es algo que tenía muchas ganas de hacer. Es muy interesante que la película mezcle ficción y realidad, porque yo con mi personaje puedo darme algunas licencias, pero la mayoría de mis compañeros no, porque se tuvieron que empapar de información de la época, de la banda y de su música", relata. Y adelanta las principales características de Mario: "Es muy mentiroso y está todo el tiempo midiendo qué decir porque está cerca de ser descubierto".

Los_Twist_Trajes_1.jpgLas grabaciones de La dicha en movimiento se realizaron en 29 horas y media, por eso el nombre de la película.

En pleno proceso de composición, descubrió que conocía más canciones de Los Twist de las que imaginaba y también fue un disparador para hablar de sus padres del tema. "Para mis papás fue muy importante, porque estaban en un contexto histórico en el que estaba todo muy mal, que vivían con la incertidumbre de no saber cuando iba a terminar y Los Twist le trajeron una cosa de alegría, de que se podía hacer humor con lo que pasaba, con sus letras frescas e irreverentes. Meterme en eso, conocer a Pipo y estar en el estudio donde grabaron con Charly para mí es una locura", expone.

Mientras que Ornella D'Elía, la más joven del elenco, reconoce que no conocía la banda. "Me pareció interesante que Ana, mi personaje, también se mete en este mundo que desconoce y se mueve por la curiosidad. Sabía quiénes era Los Twist, pero no tenía idea de otra cosa", cuenta y asegura que compartir el set con Kevsho, que es su amigo, fue lo primero que la entusiasmó, y el segundo punto fue mostrar el contraste entre la época en la que transcurre el largometraje y su realidad, como por ejemplo el rol de la mujer en la sociedad.

Jay_Mammón_y_Pipo_Cipolatti_1.jpg

La película cuenta con la participación especial de Lalo Mir, Campi, Romina Richi, Jey Mammon y Pipo Cipolatti, quien encarna a un productor de TV del canal ATC. "Me da cierto nerviosismo la película y me parece bien que pase eso", confiesa el músico. "El título hace hincapié en lo que duró la grabación del primer disco de Los Twist, pero no es un documental ni nada por el estilo, es una comedia romántica que sucede en esa época. La ficción se vincula con lo que vivimos en los estudios Panda. Me gusta que se muestren cosas que pasaron y cosas que no", manifiesta con la verborragia que lo caracteriza.

Y recuerda cómo fue la grabación de aquel álbum considerado uno de los más importantes del rock argentino. "Fueron 29 horas y media, divididas en un viernes, sábado y domingo. Nunca esperé nada del disco y tampoco en general. Si planificás algo y sucede, lo disfrutás; si planificás algo y no sucede, te amargás", plantea. "Julián Cerati está muy bien, pero él tiene brazos más lindos que yo", bromea.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina