Viernes, 03 Diciembre 2021 12:17

Un ex director del Banco Central justificó el "corralito", al cumplirse 20 años de su implementación

Horacio Liendo dijo que esa medida apuntaba a reestablecer la liquidez del sistema bancario.

El economista Horacio Liendo. El economista Horacio Liendo.

El ex director del Banco Central Horacio Liendo consideró que el "corralito" fue necesario porque el sistema bancario "estaba con baja liquidez y, en consecuencia, había que reestablecerla".  El 2 de diciembre de 2001, el entonces ministro de Economía Domingo Cavallo dispuso que los ahorristas sólo podían retirar hasta $250 de sus cuentas de los bancos. Pocos días después, esa medida provocó un dramático estallido social, que puso fin a la Convertibilidad, el plan que también había diseñado Cavallo.

"El corralito solo ponía limitaciones al efectivo y no era un control de cambios. También limitaba las transferencias al exterior, salvo el comercio exterior o el normal movimiento de capitales. Es que el sistema bancario estaba con baja liquidez y, en consecuencia, había que reestablecerla", afirmó Liendo, un abogado especializado en reestructuración de deuda.

1024-01120312.jpgFoto NA: Damián Dopacio.

En declaraciones al programa "Alguien tiene que decirlo", que se emite por Radio Rivadavia, el ex funcionario comentó que "todo el movimiento (que impulsó la puesta en marcha del corralito) se había generado por una gran desconfianza alimentada por hechos institucionales", que derivaron en la renuncia del ex presidente Fernando De la Rúa.

En aquel momento, "el país estaba en una situación financiera delicada, por una corrida muy importante. En el segundo semestre de 2001 salieron unos U$S 16.000 millones de los bancos y las entidades estaban muy preocupadas por quedarse sin liquidez", recordó Liendo. Y puntualizó que la Argentina "estaba además en una reestructuración de la deuda, que se realizaba en dos fases: una con los acreedores locales, sobre todo los bancos, que se terminó el 14 de diciembre de ese año; se postergaron los vencimientos por tres años y se bajaron las tasas de interés en un 30%".

"La otra fase fue con los bonistas internacionales. Cavallo seguía la evolución de los depósitos y me pidió que lo ayudara con la reestructuración de la deuda, que fue muy exitosa", añadió. Por último, Liendo cuestionó el "desastre" que se hizo durante el Gobierno de Eduardo Duhalde, que le puso fin a la Convertibilidad.

Horacio Liendo en Alguien tiene que decirlo. Radio Rivadavia.
Escrito por
Buenos Aires, NA