Publicado el 15 de Julio de 2022 - 20:27 | Última actualización: 15 de Julio de 2022 - 21:07

Se va del FMI una funcionaria clave en el acuerdo con la Argentina

Julie Kozack seguirá con la revisión de las metas del segundo trimestre hasta que haya reemplazante. 

Por
Dos ex: Julie Kozack, directora adjunta del Hemisferio Occidental del FMI, y Martín Guzmán, ex ministro de Economía. Dos ex: Julie Kozack, directora adjunta del Hemisferio Occidental del FMI, y Martín Guzmán, ex ministro de Economía.

La directora adjunta para el Hemisferio Occidental del FMI, Julie Kozack, quien fue activa participante del acuerdo en curso con la Argentina dejará su cargo a partir de septiembre, según informó hoy el organismo multilateral.

Kozack estuvo al frente de varias segmento de la negociación e incluso en más de una oportunidad se fotografió junto a Martín Guzmán como muestra de su injerencia en el diálogo con el gobierno argentino.

“Como parte de la rotación institucional rutinaria del personal superior del Fondo, Julie Kozack dejará el Departamento del Hemisferio Occidental y asumirá el cargo de Directora Adjunta en el Departamento Europeo del FMI", dijo el FMI.

Lee El FMI reconoció los "esfuerzos" de Batakis para controlar el gasto y ratificó las metas del acuerdo

De todas maneras continuará en la supervisión del caso argentino hasta septiembre para ordenar la transición pero en especial para auditar las corregidas metas del segundo trimestre que ella misma había negociado con el saliente jefe del Palacio de Hacienda.  

Kozack es la segunda del brasileño Ilan Goldfajn, director general del Departamento para el Hemisferio Occidental del FMI.

El organismo aún no anunció quien será su reemplazante.

La cobertura de ese puesto es clave para la Argentina, debido a que el programa deberá ser recalibrado producto de los cambios en las condiciones macroeconómicas.

Durante su labor, Kozack ya le había concedido a Guzmán la flexibilización de las metas del segundo trimestre y si bien se confirmaron las anuales, ya hay conversaciones para también modificarlas.

Los puntos centrales son el déficit fiscal pautado en 2,5% y la meta de acumulación de reservas de US$ 5.800 millones. Ambos objetivos parecen irrealizables a la luz de los resultados del primer semestre.

LEÉ: El único que le gana a la inflación es el gasto público

El presidente, Alberto Fernández, y la ministra de Economía, Silvina Batakis, sufren la presión de un sector del gobierno que reclama un cambio profundo en el programa.

Batakis prometió cumplirlo desde el primer día que asumió y desató la críticas, de allí que quien reemplace a Kozack comenzará la gestión teniendo que enfrentar los reclamos para encauzar el diálogo.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina