Domingo, 29 Noviembre 2020 21:00

Lozano no observa una ventaja para los jubilados con la nueva fórmula

Para uno de los directores del Banco Nación, "se pone en marcha una formula semestral con la que los jubilados pierden un trimestre de aumento".

&lt;p&gt;&lt;strong&gt;&lt;span style=&quot;vertical-align: inherit;&quot;&gt;&lt;span style=&quot;vertical-align: inherit;&quot;&gt;Caudio Lozano. Foto: NA Juan Vargas.&lt;/span&gt;&lt;/span&gt;&lt;/strong&gt;&lt;/p&gt; <p><strong><span style="vertical-align: inherit;"><span style="vertical-align: inherit;">Caudio Lozano. Foto: NA Juan Vargas.</span></span></strong></p>

Uno de los directores del Banco Nación, Claudio Lozano, aseguró que con el proyecto del Gobierno sobre movilidad jubilatoria, "se pone en marcha una formula semestral con la que los jubilados pierden un trimestre de aumento".

Según el funcionario, "desde finales de 2017, hay dos cuestiones que se mantienen constantes en la gestión económica y social de la Argentina: las negociaciones con el FMI y el ajuste sistemático y permanente sobre el gasto previsional".

"Primero, el Gobierno de Cambiemos modificó la fórmula de actualización para ahorrar unos 64 mil millones de pesos. Y en el marco de la formula macrista, los haberes perdieron el 23% de su poder adquisitivo", enfatizó.

Además, comentó que el ministro de Economía, Martín Guzmán, suspendió la fórmula del Gobierno anterior "con el objeto de evitar el impacto fiscal asociado a un incremento del 42% anual en las jubilaciones y que era el resultado que estaba dando la fórmula vigente".

"Su reemplazo por aumentos trimestrales de carácter discrecional, decisión tomada bajo el compromiso de mejorar el haber mínimo, no logró mantener ese objetivo en relación con el índice de precios, produjo una caída del haber mínimo respecto a la evolución del precio de los alimentos y por supuesto un deterioro mayor en los beneficios superiores a la mínima", evaluó el economista, en declaraciones periodísticas.

Y advirtió: "ahora, con esta estratagema del empalme y la puesta en marcha de una formula semestral, los jubilados pierden un trimestre de aumento y, en nombre de la necesidad de desindexar la economia, se les pide no a los formadores de precios, sino a los jubilados que sean quienes emitan esa señal poniendo en juego su poder adquisitivo".

"Mucho se ha hablado sobre la nueva cara del FMI. Pero en lo relativo al vínculo entre las negociaciones con el organismo y su efecto de ajuste en el gasto previsional, la realidad sigue siendo la misma", se quejó el funcionario.

Escrito por
Buenos Aires, NA

Nota completa exclusiva para abonados.
Solicitar ahora!