Jueves, 05 Agosto 2021 20:20
Por José Calero

Los menores de 14 años fueron los más golpeados por el aumento de la pobreza

Seis millones de chicos viven en hogares pobres y fueron los más afectados por el deterioro social impulsado por la inflación y la recesión.

La pobreza impacta con más fuerza sobre los niños y adolescentes, según datos del INDEC. La pobreza impacta con más fuerza sobre los niños y adolescentes, según datos del INDEC. NA

Unos seis millones de chicos menores de 14 años viven en hogares pobres en la Argentina, y fueron los más golpeados por el deterioro social impulsado por la inflación y la recesión en medio de la  pandemia, según surge de datos difundidos por el INDEC.

En esa franja etaria el índice de pobreza alcanzaba al 53,6% al finalizar el primer trimestre del año.

Entre adolescentes y jóvenes de 15 a 29 años, llegaba al 47,5%, según esa medición.

El INDEC ya había informado que la pobreza subió del 34,6% al 39,5% entre el primer trimestre de 2020 e igual período de 2021, pero ahora se conocieron las bases de microdatos de la Encuesta
Permanente de Hogares, que brindan información más detallada.

La suba de la pobreza se fundamenta en que se aceleró la inflación con la caída del poder de compra de buena parte de la población.

Para julio el ministro de Economía, Martín Guzmán, estimó que el costo de vida perforó el piso del 3%.

Sería la primera vez en el año que la inflación cae por debajo de ese nivel, lo cual constituiría una buena señal para mejorar los indicadores de pobreza medidos por ingresos. 

Cómo impacta la pobreza en los chicos y los abuelos.

Los menores de 14 años son los más golpeados por la pobreza, ya que en esa franja de edad subió en un año del 51,2% al 53,6%. 

Pero los datos del INDEC reflejan que ese flagelo aumentó aún más entre los mayores de 65 años.

En esos adultos mayores la pobreza en un año casi se duplicó, ya que subió del 7,8% al 15,1%.

Hay unos 800.000 abuelos que están en situación de pobreza, en buena medida por la caída del poder de compra de las jubilaciones y pensiones, de acuerdo con esos datos oficiales.

El aumento de la pobreza entre los más chicos habría sido aún más fuerte si no fuese por la Asignación Universal por Hijo (AUH), que ya alcanza a 4,4 millones de chicos y adolescentes menores de 18 años.

A esto se suman la tarjeta alimentaria y otras ayudas sociales.

Entre los chicos, la pobreza viene subiendo desde el segundo semestre de 2017, cuando se ubicó en 39,7%. 

En la segunda mitad de 2019 saltó al 52,3% (5.700.000 chicos pobres), y al 57,7% en el segundo semestre de 2020.

El peor momento de esta última etapa se produjo en el cuarto trimestre del 2020, cuando llegó al 62,9%.

Escrito por
Buenos Aires, NA