Lunes, 16 Noviembre 2020 21:00

El IFE venía anunciando su retirada: su costo fiscal en octubre fue el 0,1% de agosto

La decisión oficial de desactivar el programa y reemplazarlo por otras iniciativas queda en evidencia en la baja de los desembolsos

El IFE venía anunciando su retirada: su costo fiscal en octubre fue el 0,1% de agosto

El costo fiscal total del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) fue de $258.013 millones desembolsados por el Estado nacional en siete meses, en los que se puede observar una abrupta baja de los recursos destinados al programa en septiembre y octubre en relación con los meses anteriores.

La tendencia descendente quedó en evidencia en octubre, mes en el que el Estado nacional destinó apenas el 0,13% de los recursos que por el mismo programa había desembolsado en agosto.

La caída de los fondos destinados al IFE no puede desvincularse del hecho que la asignación de $10.000 a cada beneficiario se desembolsaba de manera bimestral y en diferentes fechas de cobro, que a veces correspondían a meses distintos para una misma etapa, tanto por la clasificación por número de documento como por el medio de pago dispuesto en cada caso.

De acuerdo con la información de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), octubre fue por lejos el mes con menor asignación de recursos para el pago del IFE, con apenas una suma residual de $112 millones que contrasta con cualquiera de los meses previos.

image.png

El programa se implementó a través del decreto 310/20 del 23 de marzo, tres días después de iniciado el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) en todo el país, con la expresa indicación en sus fundamentos que "se otorgará por única vez en el mes de abril", con la posibilidad de ser prorrogado por el Poder Ejecutivo "hasta el momento en que considere que la situación de emergencia sanitaria que da origen al mismo ha sido contenida".

En abril, primer mes de desembolsos para el programa, el IFE demandó recursos fiscales por $72.899 millones, que bajaron a $7.332 millones en mayo, ya que con la prórroga se estableció una periodicidad bimensual.

El costo fiscal del IFE fue de $51.217 millones en junio y $40.140 millones en julio, en tanto en agosto alcanzó el máximo nivel con $81.193 millones.

Si bien la decisión del Gobierno de desactivar el programa recién se formalizó en noviembre, la baja de los recursos destinados en septiembre, con sólo $5.120 millones, puso en evidencia el propósito oficial de ponerle un fin a la iniciativa, algo que quedó más en claro aún con los $112 millones de octubre.

El IFE no está incluido en el Presupuesto 2021 y, si bien desde el Gobierno se anunció que el programa sería reemplazado por otra iniciativa de características similares, el cálculo de gastos y recursos del año próximo no tiene ninguna especificación al respecto.

Escrito por
Buenos Aires, NA

Nota completa exclusiva para abonados.
Solicitar ahora!