Publicado el 22 de Junio de 2022 - 18:59 | Última actualización: 22 de Junio de 2022 - 23:04

El consumo se sigue desacelerando por la caída del poder adquisitivo

La caída de las ventas por el impacto de la inflación alcanza principalmente a alimentos  

Por
En supermercados, el consumo aumentó pero desaceleró el ritmo que traía. En supermercados, el consumo aumentó pero desaceleró el ritmo que traía. NA

 Las ventas por cantidades en supermercados aumentaron en abril un 3,1% interanual, la variación mas baja desde julio último, y en los centros mayoristas cayeron un 0,4%, cifras que muestran una desaceleración del consumo por el impacto de la inflación.

La venta de artículos de consumo masivo sigue afectada por la aceleración de los precios y aún con paritarias recalentadas, afecta principalmente a los sectores más bajos del ingreso, ya que alcanza esencialmente a los alimentos en la comercialización de los grandes centros comerciales.

En cambio, por el impacto de las fiestas de Pascuas, en los centros de compras, donde se venden esencialmente indumentaria y regalos, las ventas crecieron un 100,2% interanual, según las cifras que hoy difundió el INDEC.

La comercialización en los supermercados, donde el 95% de las ventas son alimentos, bebidas y frutas y verduras, registró en abril la variación positiva más baja desde junio del año pasado, después de caer en marzo un 0,1%.

Las compras financiadas con tarjetas de crédito en los supermercados aumentaron un 65,3% y en los centros mayoristas un 50,8%, por el impacto de la inflación y la licuación de pesos.

A precios corrientes, es decir con el impacto de la inflación de precios, las ventas en los supermercados en abril sumaron un total de 177.148,1 millones de pesos, que representó un incremento de 65,8%, respecto al mismo mes del año anterior.

En los centros y autoservicios mayoristas, en los que la totalidad de las ventas se centralizan en alimentos, la caída de  abril es la tercera del año, con excepción de marzo, cuando creció un 2,1%.

Las ventas en los centros mayoristas viene desacelerándose desde septiembre del año anterior cuando llegaron a una variación positiva interanual del 8,0%.

En abril, la facturación de los centros mayoristas a precios corrientes llegó a los 30.047,9 millones de pesos, que representa un incremento de 60,0% interanual.

En los centros de compras o shopping, las ventas totales a precios corrientes totalizaron $ 46.058,2 millones en abril pasado y significó un incremento de 230,6% respecto al mismo mes del año anterior.

Los precios internos en los supermercados en abril aumentaron un 6,9% y en los centros mayoristas un 7,2%, por encima de la inflación de abril del 6,%.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina