Martes, 26 Octubre 2021 14:59

El comercio electrónico sigue ganando terreno y aseguran que impulsará las ventas de fin de año

Los ejecutivos de empresas estadounidenses son optimistas sobre un rebrote en el consumo para las fiestas, apuntalado en los medios digitales. La realidad de Argentina y el rol de la Inteligencia Artificial en las compras online.

Se espera que para el 2025 el 15% de las ventas minoristas en el país ocurran a través del comercio electrónico. Se espera que para el 2025 el 15% de las ventas minoristas en el país ocurran a través del comercio electrónico.

El comercio minorista de Estados Unidos se muestra optimista de cara a las ventas de fin de año, esperando un rebrote que termine representando el 35% del total de las ventas anuales de las empresas, apostando especialmente a las compras online, según revelan los resultados de una encuesta realizada por la consultora KPMG.

A pesar de la buena perspectiva hay algunos reparos que mencionan para tener en cuenta los más de 100 ejecutivos norteamericanos consultados, ya que pueden afectar el repunte esperado. Entre ellos se destacan la interrupción en la cadena de suministro, el aumento de precios y principalmente el efecto que pueda ocasionar la variante Delta del Covid-19.

“Es cierto que hay optimismo, pero también cautela principalmente respecto a la variante Delta, que reduce el acceso de los consumidores a las tiendas físicas. En ese sentido, es importante que el comercio minorista recupere la confianza del consumidor. La encuesta indica que esa confianza se redujo en agosto, cayendo 11 puntos desde abril de 2020, lo que sugiere, además, cierta preocupación por el aumento de los precios. Hay que contrarrestar este recelo agregando valor por medio del comercio electrónico, incrementando la variedad y la eficiencia en las formas de entrega, entre otros aspectos”, señala Fernando Gambôa, socio líder de Consumo y Retail de KPMG en América del Sur.

El panorama para el mercado argentino encuentra vaivenes propios de la dinámica del país. El socio líder de la Industria de Consumo y Retail en KPMG Argentina, Eduardo Harnan, explico: “Es de esperar que para fin de año aumente el consumo debido a que siempre hay un factor estacional que impulsa las ventas y también esa mejora puede ser un efecto de arrastre de las políticas de incentivo al consumo que se están tomando. Otro factor a tener en cuenta es que en procesos de alta inflación como los que vivimos la gente sabe que una forma de contrarrestarla es comprando bienes. Estos escenarios presentan un desafío para las empresas que deben desarrollar estrategias de captación de clientes que hoy están empoderados, muy informados y más exigentes.”

LEER MÁS: Ahora 12: suman productos y servicios para comprar en hasta 30 cuotas

El denominador común que se ha acrecentado en el comercio estadounidense y en el argentino son las compras online. El factor tecnológico permite hacer frente a las restricciones de venta presencial en negocios, por lo que es una variante altamente demandada en el último tiempo.

La empresa de investigación de mercado Euromonitor International elaboró recientemente un estudio sobre “El futuro del retail” para Google en el que reflejó que durante el 2020 las ventas online crecieron un 39% en la Argentina, midiendo la facturación en dólares, y aseguró que se espera que se incrementen un 56% para 2025.

Esto significa que la previsión para el 2025 es que el 15% de las ventas minoristas en el país ocurran a través del comercio electrónico. En la actualidad las compras online representan entre el 7% y 11%.

El rol potenciador de la Inteligencia Artificial

Un elemento que potencia el comercio electrónico es la Inteligencia Artificial. Así lo demuestra una encuesta de Ernst & Young, donde se indica que el 89% de las empresas esperan que la Inteligencia Artificial les ayude a optimizar las operaciones de la compañía y un 74% confían en que sea la clave para atraer a nuevos clientes.

La inclusión de este tipo de tecnología, que funciona con la combinación de algoritmos, permite un gran alcance en las redes sociales y se logra a través de robots influencers que resultan ser iguales, y a veces hasta más efectivos que los reales.

“Los datos esperanzadores sobre la Inteligencia Artificial, exponen necesidades y expectativas que no nos sorprenden. Trabajar con Inteligencia Artificial permite agilizar tanto los procesos como las tareas. También si pensamos en estrategias de marketing digital, tenemos que pensar que la IA es una fuente de aprendizaje y datos que si la usamos eficientemente puede hacer la diferencia. Por esto, es imperativo empezar a mirar a la IA como una gran oportunidad para optimizar las ventas de un negocio”, asegura Héctor Ferraro, Director de Back End & Cognitive de Snoop Consulting.

Buenos Aires, NA