Jueves, 17 Junio 2021 09:50

Destacan la predisposición de EEUU para ayudar a la Argentina con el FMI, pero admiten problemas políticos internos

El contexto internacional es “extremadamente positivo”, pero el Gobierno debe decidir qué quiere hacer, indicaron especialistas, que advirtieron sobre la “falta de autoridad”.

Destacan el apoyo de EE.UU., pero admiten problemas políticos internos. Destacan el apoyo de EE.UU., pero admiten problemas políticos internos. Foto: NA

El Gobierno de Estados Unidos muestra una “buena predisposición” para apoyar a la Argentina en sus negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París, pero falta que el presidente Alberto Fernández, cuya autoridad política “ha desaparecido”, decida el rumbo de su política económica, en un contexto “extraordinariamente positivo” por el precio de las commodities.

“No tengo la menor duda de que la Argentina está en condiciones de acordar, porque tiene los medios y los recursos para hacerlo”, sostuvo el analista internacional Jorge Castro, quien no obstante admitió que es “bastante humillante” que “un gobierno extranjero le tenga que decir al ministro (de Economía, Martín) Guzmán que tiene que presentar un plan económico”.

Guzmán mantuvo este miércoles un diálogo de más de una hora con el subsecretario del Tesoro de Estados Unidos (equivalente a un viceministro de Economía), Wally Adeyemo, la figura más prominente del equipo económico del presidente Joe Biden después de la secretaria Janet Yellen.

Luego de la conversación, el Departamento del Tesoro dio a conocer un comunicado en el que señaló que Adeyemo le indicó a Guzmán la necesidad de que la Argentina cuente con “un marco sólido de política económica” que ofrezca “una visión para el crecimiento del empleo en el sector privado” y que de esa forma “obtendría el apoyo de Estados Unidos y la comunidad internacional”.

En declaraciones a NA, Castro destacó que la Argentina cuenta con “el contexto internacional más extraordinariamente positivo que tuvo en veinte años” por los altos precios de las commodities, en especial la soja. Al respecto, advirtió que “lo que está en marcha en el mundo no es simplemente un ‘viento de cola’ circunstancial sino un superciclo de las commodities, en el cual los dos países más favorecidos son Brasil y la Argentina”

En cuanto a la duración de ese “superciclo”, recordó que cuando China ingresó a la Organización Mundial de Comercio (OMC) en 2001, los buenos precios se extendieron por una década. En ese marco, minimizó posibles consecuencias negativas por las posturas argentinas ante las situaciones en Nicaragua y Venezuela, porque “para el sistema internacional lo que el país haga en ese aspecto es completamente irrelevante”. No obstante, Castro advirtió sobre los problemas de política interna, aunque consideró que no tienen el peso suficiente para contrarrestar el buen contexto internacional.

“A los argentinos todos los problemas nos parecen insolubles porque el eje del problema es que la autoridad política del presidente (Alberto Fernández) prácticamente ha desaparecido”, aseguró. “Por eso los problemas nos parecen insolubles, pero en realidad no lo son”, confió.

Por su parte, el ex secretario de Hacienda, Manuel Solanet, remarcó que de ahora en más, con el mensaje formal del Departamento del Tesoro, “la Argentina ya sabe cuál es el rumbo que tiene que seguir”. “Acá no se puede inventar la pólvora, el gobierno está impelido a elaborar un plan sólido y yo diría no solo por las exigencias de la reestructuración de la deuda sino también por las necesidades que el país tiene de encauzar su economía, su desarrollo, acabar con la pobreza, generar empleo”, manifestó a NA el economista de la Fundación Libertad y Progreso.

Para Solanet, el comunicado “es definitorio de la posición que va a tener no solo Estados Unidos sino el propio Fondo Monetario”, en función de la preponderancia del país presidido por Joe Biden en las decisiones del organismo multilateral de crédito. En ese sentido, remarcó que “si bien Estados Unidos no tiene mayoría, es la primera minoría y es un voto seguido por los países europeos y otros países”.

“De manera que ya sabemos cuáles son los deberes que hay que hacer: un plan económico sólido es aquel que restaure los equilibrios macroeconómicos y que genere las condiciones para que se cree empleo privado. Esa es la posición fundamental del gobierno (de Estados Unidos) y los demás socios del FMI”, precisó.

Al respecto, Castro remarcó que “lo único que interesa (a Estados Unidos y a la comunidad internacional en general) es que la Argentina muestre lo que intenta hacer: una vez que eso quede claro, entonces el gobierno de Estados Unidos va a apoyarla decididamente”.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA