Lunes, 20 Septiembre 2021 16:21

Crisis de un gigante chino: ¿se viene otro colapso financiero mundial como en 2008?

La caída del grupo inmobiliario Evergrande podría desatar un efecto dominó en el mundo con consecuencias gravísimas para la economía.

Evergrande sacude los cimientos económicos del mundo. Evergrande sacude los cimientos económicos del mundo.

La crisis que atraviesa el gigante inmobiliario chino Evergrande, con una deuda de US$300.000 millones y una caída accionaria del 90%, podría desatar una hecatombe financiera mundial similar a la quiebra de Lehman Brothers en 2008, cuyo coletazo también sufrió la Argentina, según especialistas.

El colapso financiero de 2008 podría tener una réplica en la actualidad a partir del derrumbe y la posibilidad de default del grupo Evergrande, que ya empezó a sentirse en los mercados bursátiles, con caídas en las cotizaciones y temor generalizado entre inversores y analistas. La corporación que entró en colapso es la segunda promotora inmobiliaria más grande de China y que supone el 2% del PIB de ese país.

El 15 de septiembre del 2008, el banco Lehman Brothers se declaró en quiebra con un pasivo de US$430.000 millones, lo que provocó un efecto dominó, derivando en la mayor crisis económica mundial de la historia, a la que llamaron Gran Recesión y que también castigó a la Argentina. En las últimas semanas, el gigante inmobiliario alertó a los inversores sobre los problemas de liquidez y advirtió que si no consiguen fondos en forma urgente podría incurrir en incumplimiento en el pago de deuda.

Durante el fin de semana, hizo público un comunicado anunciando que los inversores que quieran que les reembolsen sus productos de gestión patrimonial con bienes materiales pueden contactar a sus asesores de inversiones y elegir entre apartamentos, oficinas, espacios comerciales o aparcamientos a precio reducido como método de reembolso.

Las acciones de la compañía registraron este lunes una caída superior al 10%, luego del 19% que perdió el viernes y retrocedió al nivel más bajo desde mayo de 2010. Según datos del mercado, los pasivos de la firma llegan a US$ 305.000 millones de dólares y si finalmente entra en cesación de pagos el efecto dominó podría terminar afectando a 128 bancos y otras 120 instituciones financieras. La quiebra podría suponer para China un impacto similar al que produjo el derrumbe de Lehman Brothers. 

A lo largo de esta semana, deberá pagar USD 83,5 millones en intereses relacionados con su bono de marzo de 2022 el jueves y tiene otro pago de USD 47,5 millones de dólares que vence el 29 de septiembre (bonos de marzo de 2024).

Si Evergrande no hace frente a estos pagos -incluyendo un plazo de 30 días posteriores a las fechas de vencimientos- incurrirá en default. A tal punto llegó la crítica situación de la corporación y la falta de efectivo, que le ofreció a los propios empleados un particular acuerdo: plata por propiedades. La firma tiene hasta 1,6 millones de departamentos sin entregar.

Así, muchos trabajadores recurrieron a sus amigos y familiares para obtener dinero y brindársela a la firma y otros pidieron créditos bancarios. Por eso, ahora, cientos de empleados se sumaron a los compradores de casas que están preocupados y exigen que les devuelvan el dinero. Durante la semana pasada, en la ciudad sureña de Shenzen, propietarios de viviendas y empleados protestaron frente a la sede de la firma.

Escrito por
Buenos Aires, NA