Viernes, 06 Agosto 2021 08:21

Beneficios para quienes contraten personas que participen de programas de capacitación estatales

La medida consistirá en una reducción del 95% de las contribuciones patronales correspondientes a los primeros doce meses contados a partir del mes de inicio de la nueva relación laboral.

Beneficios para quienes contraten personas que participen de programas de capacitación estatales

El Gobierno estableció una reducción de hasta el 95% de las contribuciones patronales para las empresas que contraten personas que participen o hayan participado de programas de capacitación del Estado Nacional. La decisión comenzará a regir desde el primer día de septiembre y se formalizó por medio del decreto 493/2021, publicado este viernes en el Boletín Oficial.

"Las empleadoras y los empleadores del sector privado que contraten nuevas trabajadoras y nuevos trabajadores que participen o hayan participado en Programas Educativos, de Formación Profesional o de Intermediación Laboral, gozarán respecto de cada una de las nuevas incorporaciones de una reducción de sus contribuciones patronales vigentes", según el texto oficial.

Esas contribuciones son las que tienen como destino al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, al Fondo Nacional de Empleo, y al Régimen Nacional de Asignaciones Familiares. La medida establece facilidades para los empleadores del sector privado que contraten nuevos trabajadores "que participen o hayan participado en Programas Educativos, de Formación Profesional o de Intermediación Laboral".

El beneficio consistirá en una reducción del 95% de las contribuciones patronales correspondientes a los primeros doce meses contados a partir del mes de inicio de la nueva relación laboral, inclusive, para el caso de contratarse una persona mujer, travesti, transexual, transgénero o una persona con discapacidad acreditada. También, una reducción del 90% para el caso de contratar a una persona varón.

Quedan excluidas de las reducciones las alícuotas adicionales previstas en regímenes previsionales diferenciales y especiales de la seguridad social. De acuerdo con el decreto, en los supuestos de trabajadoras contratadas y trabajadores contratados a tiempo parcial, los beneficios se reducirán a la mitad. Además, las empleadoras y los empleadores gozarán de este beneficio por cada nueva incorporación de una trabajadora o un trabajador si se reúnen, de manera concurrente, las siguientes condiciones:

  • La trabajadora contratada o el trabajador contratado participó durante los doce meses o se encuentra participando en programas y/o políticas educativas, de formación y empleo y de intermediación laboral.
  • La nueva incorporación debe producir un incremento neto en la nómina de personal respecto del mes inmediato anterior al de la entrada en vigencia del presente decreto, el cual será considerado como "período base".
  • Asimismo, los empleadores no podrán hacer uso del beneficio previsto en este decreto, con relación a las trabajadoras y a los trabajadores que se encuentren comprendidos en alguna de las siguientes situaciones:
  • Cuenten, al momento de ser contratadas o contratados, con un trabajo registrado en el sistema de seguridad social, excluyendo a las y los participantes de programas de inserción laboral y de otros programas que admiten al acceso a un trabajo formal.
  • Hayan sido declaradas o declarados en el Régimen General de la Seguridad Social y luego de producido el distracto laboral, cualquiera fuese su causa, sean reincorporadas o reincorporados por la misma empleadora o el mismo empleador dentro de los doce meses, contados a partir de la fecha de la desvinculación.
  • Se contraten dentro de los doce meses contados a partir del despido sin justa causa o por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor de otra trabajadora o de otro trabajador en relación laboral con la misma empleadora o el mismo empleador.

Quedan excluidos los empleadores que figuren en el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL), o bien incurran en prácticas de uso abusivo del beneficio establecido por el nuevo decreto. Se entiende por "prácticas de uso abusivo" el hecho de producir sustituciones de personal bajo cualquier figura o el cese como empleadora o empleador y la constitución de una nueva figura como tal, ya sea a través de las mismas o distintas personas humanas o jurídicas, así como también cualquier otro supuesto que establezca la AFIP.

Por su parte, el Ministerio de Economía podrá establecer cantidades máximas mensuales y anuales de nuevas relaciones laborales a las que se les podrá aplicar el beneficio previsto en este decreto y se considerará la disponibilidad en materia de ingresos presupuestarios.

El Poder Ejecutivo justificó la reducción de las contribuciones patronales al sostener que el desempleo y el empleo asalariado no registrado, "solo para mencionar dos situaciones que expresan la vulnerabilidad laboral en la República Argentina, restringen severamente el acceso de las personas a condiciones de vida dignas, constituyéndose en determinantes relevantes para explicar la indigencia, la pobreza y la exclusión social".

"En consecuencia, se presenta como una característica determinante para acceder a un puesto de trabajo formal el hecho de que una trabajadora o un trabajador posea experiencia  laboral en puestos formales", añadió. En ese sentido, resaltó que "una de las políticas utilizadas para promover la inserción en el empleo asalariado registrado es la reducción transitoria de las contribuciones patronales al Sistema de Seguridad Social".

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA