Publicado el 02 de Junio de 2022 - 13:17 | Última actualización: 03 de Junio de 2022 - 07:00

Roland Garros: echó a su mamá del partido a los gritos por la frustración de estar perdiendo

El danés Holger Rune perdió contra Casper Ruud en un duro partido, pero haber echado a su mamá no fue el único escándalo que tuvo en la jornada ya que luego se peleó con su contrincante en el vestuario.

Por
Roland Garros: echó a su mamá del partido a los gritos por la frustración de estar perdiendo

Holger Rune, el joven tenista danés de solo 19 años, protagonizó un hecho insólito mientras disputaba el partido contra Casper Ruud por los cuartos de final de Roland Garros que terminó con victoria del noruego por 6-1, 4-6, 7-6 y 6-3.

Durante el descanso del tercer set el tenista danés notó que su rendimiento y sus golpes no eran los mejores y en un sorpresivo ataque de furia y enojo echó a su mamá del partido a los gritos luego de escucharla hablar con su entrenador sobre las imprecisiones que estaba teniendo.

De inmediato se ve como la mujer se levanta de su asiento y se retira sin pronunciar comentario alguno. Este accionar llamó la atención de todos los simpatizantes que se encontraban viendo el partido.

Leer más: Sabatini y Dulko volvieron a ganar y aguardan por un lugar en la final de Roland Garros

Luego de la jornada negativa el tenista explicó el hecho frente a la prensa: “Quiero mucho a mi madre, yo no la eché de la pista. Cuando estoy frustrado necesito que me dejen, no puedo estar escuchando a mi madre y mi entrenador. No buscaba específicamente que se fuera, en el partido con Stefanos también se marchó. Ella sabe cómo darme paz”.

Pero, aunque este suceso parecía ser mucho, después del encuentro el protagonista también estuvo involucrado en una pelea con su contrincante en el vestuario. Según indicó Rune, el equipo de trabajo de Casper fue a saludarlo y felicitarlo por el partido, pero manifestó que el otro tenista se acercó y le pegó un grito en la cara como celebrando.

Leer más: Cilic y Ruud se clasificaron a las semifinales en Roland Garros

“Le dije que qué diablos estaba haciendo. Tú puedes celebrar y gritar en la pista, pero ese grito en mi cara es una falta de respeto. Fue muy antideportivo durante todo el partido, por eso no quise abrazarle ni hablar con él al final”, explicó.

Pese a esta denuncia, el padre de Ruud negó que haya ocurrido dicho suceso y lo trató de mentiroso. Como era de esperarse la respuesta del danés no tardó en llegar: “Es vergonzoso. El padre no estaba cuando Casper hizo eso, solo lo vio su fisioterapeuta. Nunca habíamos experimentado un comportamiento así en el circuito ATP. Algo así te lo puedes encontrar en algún Future, pero no a este nivel. Ruud no es un verdadero top-10 a tenor de su comportamiento”.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina