Viernes, 30 Julio 2021 06:45

Remontada de los chicos del voley ante Túnez y a un paso de la clasificación a cuartos en Tokio 2020

Perdía por dos sets y se llevó la victoria por 3-2. Ahora espera que Francia, al que ya le había ganado, no venza a Rusia ni a Brasil para asegurar su presencia en la próxima ronda.

Remontada de los chicos del voley ante Túnez y a un paso de la clasificación a cuartos en Tokio 2020 Foto NA - Prensa Feva

La Selección argentina masculina de voleibol consiguió este viernes su segundo triunfo consecutivo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aunque debió sufrir más de la cuenta ante Túnez, ante quien debió remontar dos sets de desventaja para imponerse 3-2 y quedar a un paso de los cuartos de final.

La Albiceleste dirigida por Marcelo Méndez, que venía de imponerse a Francia, triunfó con parciales de 23-25, 23-25, 25-19, 25-18 y 15-8, por la cuarta fecha del grupo B, donde debió reestructurar su juego y sacar corazón en los momentos más cuesta arriba.

Argentina, que volvió a tener a Bruno Lima como máximo anotador con 27 puntos, quedó con cinco puntos en la tabla de posiciones, uno por encima de Francia, por lo que espera que los europeos no puedan superar a Rusia ni Brasil.

La Selección masculina, en tanto, cerrará su participación en el grupo B frente a la poderosa Estados Unidos el próximo domingo a las 9:45, donde un resultado positivo le podría dar automáticamente la clasificación sin depender de otro resultado.

"Ellos jugaron sin la presión de ser favoritos y nosotros nos cargamos de eso innecesariamente, pero lo más importante es que lo rescatamos. El primer objetivo siempre es ganar, todos los partidos que jugamos fueron peleados a morir, así que rescatamos esto, no era fácil estar abajo y volver a jugar", explicó Sebastián Solé sobre la remontada albiceleste.

"Ahora toca descansar y pensar que nos queda una chance grandísima, donde vamos a salir con el cuchillo entre los dientes porque es lo que queremos", deseó Solé.

Y pudo haberlo pagado aún más caro la Argentina, que tenía enfrente a un rival que hacía 37 años que no conseguía un triunfo olímpico, pero que sufrió la reacción anímica y voleybolística de la Selección, en una situación inversa a lo que ocurrió ante Brasil en el clásico sudamericano.

Desde el armado de Luciano De Cecco, siempre importante para encontrar las variantes necesarias, más el ingreso de Sebastián Solé desde el banco, Argentina encontró las respuestas a todas las preguntas que le generaron los dos primeros sets perdidos.

A partir del segundo tramo del tercer parcial, la Selección masculina se transformó en el dominador del duelo y caminó seguro hasta la victoria en tie break, que le hizo perder un punto que no debería influir en la clasificación.

Hay un antecedente reciente para la Albiceleste ante Estados Unidos, una de las potencias que le tocó en este grupo olímpico, y es el 1-3 sufrido en Rímini por la VNL, en mayo pasado, que debió afrontar con muchas bajas debido a un brote de coronavirus dentro del plantel.

Lo cierto es que una victoria ante los norteamericanos (récord de 2-2) asegurará su pasaje a cuartos de final e incluso podría provocar que termine tercero, para evitar al "cuco" Polonia en la próxima instancia.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA