Lunes, 07 Diciembre 2020 21:00

Jugadores de Istambul Basaksehir se negaron a seguir jugando tras acusar al cuarto arbitro de insultos racistas

Pierre Webó, asistente del Basaksehir que dirige el turco Okan Buruk, responsabilizó al cuarto árbitro Sebastian Col?escu de haberlo llamado "negro".

Jugadores de Istambul Basaksehir se negaron a seguir jugando tras acusar al cuarto arbitro de insultos racistas

El partido entre el Istambul Basaksehir y el PSG de Francia debió ser suspendido luego que los futbolistas del equipo turco se negaron a seguir jugando si no se cambiaba el cuarto árbitro, quien tuvo palabras discriminatorias para un asistente de su plantel.

Pierre Webó, asistente del Basaksehir que dirige el turco Okan Buruk, responsabilizó al cuarto árbitro Sebastian Col?escu de haberlo llamado "negro", cuando le estaba hablando al juez principal Ovidiu Hategan, todos de nacionalidad rumana.

El partido que se disputó en el Parque de los Príncipes por la última fecha del Grupo H, transitaba el minuto 13 del primer tiempo, cuando se produjo el incidente.

Webó señaló que Col?escu le indicó a Ha?egan que debía sancionarlo diciéndole que era "el negro".

En ese momentos los futbolistas del conjunto turco encararon al referí y lo acusaron de racista antes de decidir, en conjunto con el plantel parisino, retirase del campo de juego.

"¿Por qué dices negro? ¿Por qué dices negro?", explotó Webó luego de ver la tarjeta roja, acusando al asistente de racismo.

Fue ahí que el delantero camerunés Demba Ba se puso cara a cara con el árbitro y lo siguió acusando: "Cuando señalas a un jugador blanco, no dices ´ese jugador blanco´. Pero cuando te refieres a un jugador negro dices ´ese jugador negro´".

El partido finalmente se reanudará este miércoles, y según indicó el PSG en su página oficial, "después de 10 minutos de explicación, el árbitro invitó a ambos equipos a volver a sus respectivos vestuarios. Una hora y media después del descanso, la UEFA finalmente decidió terminar oficialmente el partido".

"Desde hace más de 15 años, Paris Saint-Germain ha hecho de la lucha contra todas las formas de discriminación una lucha permanente. Hoy en día, el club de la capital es uno de los clubes deportivos más comprometidos en la lucha contra todas las formas de violencia y discriminación", explicó la entidad francesa.

Por su parte, el club turco colocó en su cuenta de Twitter una foto que la UEFA suele promocionar y que habla de "No al racismo.Respeto".

"En el partido del Paris Saint Germain, nuestros futbolistas decidieron no salir al campo por el racismo que tuvo el cuarto árbitro Sebastian Coltescu contra nuestro entrenador asistente Pierre Webo", señaló la entidad turca.

Escrito por
Buenos Aires, NA

Nota completa exclusiva para abonados.
Solicitar ahora!