| Última actualización: 23 de Diciembre de 2022 - 10:58

El conmovedor mensaje de Di María a sus padres: "Tanto sufrimiento y al final tuvimos la recompensa"

Durante años el delantero había recibido críticas por su rendimiento y las lesiones en los momentos cruciales de la Selección. Contra Francia en la final del Mundial convirtió el segundo gol.

Por
Di María convirtió el segundo gol contra Francia en la final Di María convirtió el segundo gol contra Francia en la final Foto NA: REUTERS/Dylan Martine

Ángel Di María se ganó una vez más el corazón de todos los argentinos y luego de años de sacrificio y esfuerzo escribió en sus redes sociales un conmovedor mensaje a sus papás agradeciéndoles el camino transcurrido. 

"Su felicidad es la mía. Que lindo verlos llorar de alegría", expresó el jugador de la Selección argentina, clave en la final del Mundial al haber convertido el segundo gol del partido.

Lee: El emotivo recibimiento a Lisandro Martínez en Gualeguay: "Estoy muy feliz con mi gente"

Luego de varios días donde todavía cuesta caer en la realidad de que la albiceleste consiguió la tercera Copa del Mundo del país, "Fideo" no deja de emocionar por su simpleza y dedicación. 

Captura_1_copy.pngPosteo de Di María

"Tanto sufrimiento y al final tuvimos la recompensa. El abrazo que lo dice todo. Mis viejitos. Los amo con mi vida", finalizó el posteo el delantero.

Lee: El nuevo mural de Messi levantando la Copa del Mundo de Qatar 2022 en Palermo

Durante años jugando en el equipo nacional el mediocampista fue duramente criticado por su fútbol y las lesiones que atravesaba en los momentos cruciales. Aun así su imagen cambió y retornó un lugar soñado cuando convirtió el gol contra Brasil que permitió la obtención de la Copa América 2021. 

En varios vídeos Di María expresó que por muchos años sufrió su presencia en la Selección por las críticas y en el documental de Netflix que salió hace unos meses manifestó que la Copa América había sido el mejor regalo que había tenido en su carrera futbolística, hasta ahora. 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina