| Última actualización: 23 de Diciembre de 2022 - 11:30

Detuvieron a un barrabrava de Racing que estaba prófugo por intentar matar a un periodista

Además, dos cómplices fueron condenados a prisión efectiva por el ataque que se produjo en 2019.

Integrantes de la Guardia Imperial fueron detenidos por intento de homicidio. Integrantes de la Guardia Imperial fueron detenidos por intento de homicidio. FOTO NA

Un barrabrava de Racing, integrante de la Guardia Imperial, fue detenido como acusado de haber atacado a golpes en la cabeza a un periodista, que sufrió la fractura de mandíbula y graves lesiones cuando se retiraba de una radio en abril de 2019.

Por el hecho que sucedió en la localidad de Avellaneda, fueron condenados en mayo pasado otros dos barras a penas de cumplimiento efectivo.

Según fuentes policiales, informaron que el hombre detenido fue identificado como Héctor Ariel Otero, de 36 años, alias Majin Buu, quien fue capturado en la esquina de las calles Estanislao Zeballos y Sarmiento, en Avellaneda, por efectivos del Grupo Táctico Operativo (GTO) de la comisaría 1ra. y del Comando Patrulla de esa jurisdicción.

Sobre "Majin Buu" Otero pesaba una orden de detención a pedido del Juzgado de Garantías 10 de Lomas de Zamora, por el homicidio en grado de tentativa del periodista Sebastián Acosta, que había denunciado las "actividades delictivas" que realizaba La Guardia Imperial.

LEE: River cayó por penales frente a Unión La Calera en el debut de Demichelis como entrenador

En mayo pasado, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Avellaneda – Lanús sentenció a Facundo David Repetto y Federico Di Meglio como coautores del delito de "lesiones graves agravadas, por el concurso premeditado de tres o más personas" en perjuicio de Acosta.

Además, fuentes judiciales informaron que el TOC 1 dispuso que Repetto sea condenado a la pena de cinco años y medio de prisión, mientras que Di Meglio deberá cumplir tres años y dos meses, en ambos casos de cumplimiento efectivo.

Los jueces Ignacio Etchepare, Martín Javier Pizzolo y Alejandro Rull determinaron que el hecho ocurrió el 29 de abril de 2019 cuando Acosta se retiraba junto a su pareja del estudio de radio en el que transmitía el programa "Racing 22", ubicado en la calle French al 600 de Avellaneda.

El periodista fue abordado en las calles Marconi y French por Otero, Repetto y Di Meglio, todos conocidos integrantes de la barra brava de Racing denominada la Guardia Imperial.

Los agresores atacaron a "Acosta mediante golpes de puño y patadas" y una vez en el piso utilizaron "el casco de motocicleta que poseía la víctima, para efectuar golpes en la cabeza y abdomen, en momentos en que se encontraba visiblemente inconsciente".

LEE: Se mueve el mercado de pases: Independiente anunció la llegada de refuerzos

"Producto de dicho accionar le provocaron diversas lesiones, tales como fractura de mandíbula, politraumatismos en distintas partes del cuerpo, y la pérdida de conocimiento, lesiones que fueron caracterizadas como graves desde el punto de vista médico legal", afirmó en su voto el juez Pizzolo, al que adhirieron los otros dos magistrados.

El juez consideró que "tanto la víctima, como los imputados poseen en forma evidente al menos una cuestión en común que los conecta: Racing Club de Avellaneda"

"Quedó debidamente acreditado que el fin último propuesto por Repetto y Di Meglio era al menos el de lesionar a Acosta y tanto es así que fueron a buscarlo a la salida de la radio donde tenía su programa, junto a un tercero, previa inteligencia y en forma coordinada a los fines de cometer sus designios sobre la víctima", señaló Pizzolo

Este caso recordó el crimen del periodista Nicolás Pacheco, cometido en enero de 2013 en la sede que Racing tiene en el barrio porteño de Villa del Parque, por el que Juan Carlos Rodríguez, Armando Rulet y Aníbal Domínguez Butler fueron condenados en 2016 a 12 años de prisión, pena que este mes comenzaron a cumplir en la cárcel.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina