Sábado, 07 Agosto 2021 14:44

Brasil bicampeón olímpico en fútbol masculino: le ganó 2-1 a España en la final

La canarinha volvió a repetir su gesta en los Juegos Olímpicos como en Río 2016 y logró su segunda medalla de Oro en la historia, de manera consecutiva.

El festejo de uno de los goles, convertido por Matheus Cunha. El festejo de uno de los goles, convertido por Matheus Cunha. Foto: AP

En un partido parejo y plagado de emociones, Brasil doblegó a España y alcanzó nuevamente el Oro Olímpico en Fútbol. Los goles del campeón fueron convertidos por Matheus Cunha y Malcom; mientras que para los europeos había empatado transitoriamente Mikel Oyarzabal.

Un torneo que para Brasil no fue nada fácil y que ganó sin sobrarle absolutamente nada. El camino hacia la defensa de la medalla comenzó con el partido que reeditó la final de la edición pasada: Alemania contra Brasil. Victoria para los sudamericanos en el debut, seguido de otro triunfo ante Arabia Saudita y un empate en cero contra Costa de Marfil, concluyeron el andar de la auriverde en la fase de grupos. Ya en instancias decisivas de torneo, los dirigidos por André Jardine, le ganaron 1-0 a Egipto en 4tos. Eliminaron por penales a la selección mexicana luego de un desteñido encuentro 0 a 0, y en la final superaron 2-1 a España en el tiempo suplementario.

Con el histórico Dani Alves como gran referente y capitán de la selección, y un Richarlison intratable que se consolidó como la figura y el goleador del torneo; Brasil se llevó otro titulo para sus vitrinas y la segunda medalla de Oro en toda su historia.

Justamente Richarlison, falló un penal en el partido decisivo cuando este estaba 0 a 0. Pero en la última jugada del primer tiempo, un error defensivo de los defensores españoles, facilitaron el 1 a 0 de Cunha.

Ya en la segunda mitad, la selección europea emparejó el juego y las acciones luego de un centro preciso desde el lateral derecho, que conectó de primera el delantero de la Real Sociedad, Mikel Oyarzabal para estampar el empate a uno. A partir de allí, ningún equipo logró imponer su juego en el encuentro que llegó hasta el tiempo extra donde se definió el campeón.

Con los ingresos del ex Barcelona, Malcom para Brasil y del ex Real Madrid, Vallejo para España; el partido tuvo su agónica definición. Transcurría el minuto 108 de partido cuando el mencionado delantero brasileño le ganó una pelota a la carrera al defensor español y definió ante el arquero para poner cifras definitivas en la final.

De esta manera, España cosechó una nueva medalla plateada, tal como lo hizo en Amberes 1920 y en Sídney 2000. Brasil por su parte se colgó otra vez la dorada, como en la edición pasada jugada en tierras brasileñas; cuando el scratch se coronó campeón olímpico por primera vez.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA