| Última actualización: 16 de Enero de 2023 - 13:13

Uno de los rugbiers sobreseídos apuntó contra Máximo Thomsen: qué dijo

Se trata de Pedro Guarino, que formó parte del grupo en las vacaciones de los rugbiers, pero fue desvinculado de la causa por no haber intervenido en la pelea. 

Por Sergio Farella
Juan Pedro Guarino antes de ingresar al Tribunal Juan Pedro Guarino antes de ingresar al Tribunal Foto NA: JOSÉ SCALZO

Juan Pedro Guarino, el rugbier que -inicialmente- era parte del grupo imputado por la muerte de Fernando Báez Sosa y luego fue desvinculado, aseguró que no vio los golpes que sus amigos le dieron a la víctima, pero sí a Máximo Thomsen al lado “de un chico” quien resultó ser la víctima tal cual se enteró al día siguiente.

“No lo podía creer” dijo, ante lo cual el querellante Fernando Burlando le preguntó por qué: “Habíamos ido de vacaciones a pasarla bien, ellos ya se habían peleado anteriores veces, yo había hablado con mi mamá y mi novia que si volvía a pasar, yo me iba a volver de las vacaciones. Por eso digo que no lo podía creer”.

LEE: Hugo Tomei dijo estar a la espera de "lo que pase hoy" con las declaraciones

“Sentí hasta vergüenza, me da mucho dolor”, acotó. Guarino dijo que entró a Le Brique, el boliche estaba “muy lleno” y que vio en un momento a Thomsen y Matías Benicelli, dos de los acusados, pelear con un chico y que cuando él se acercó, la seguridad del lugar sacó a sus amigos. Ante esa situación, decidió él salir por su cuenta para no quedarse solo.

Según dijo al salir del boliche, vio a Luciano Pertossi peleando con otro chico y que luego escuchó “gritos” y que ellos se levantaron y se fueron: “Imaginé que iban a pelearse de vuelta y por lo que yo miro, veo a Thomsen y a un chico tirado en el piso que después me enteró quién era”.

"¿Compartiste días de detención?", le preguntó Burlando y el joven respondió: "Yo estaba enojado y no lo podía creer, no sé si estoy enemistado, pero intenté cortar todo tipo de relación. Los días los tenía que pasar igual, pude cortar una vez que salí".

El abogado Burlando le preguntó a Guarino si tras el incidente había ido a comer al Mc Donalds del centro de Villa Gesell y Guarino aseguró que fue con Luciano Pertossi, uno de los acusados, pero que no habló sobre lo que había pasado unos minutos antes del hecho. 

LEE: La fiscalía considera "muy importante" la declaración de Guarino y Milanesi: "Son testigos que estuvieron en el lugar" 

“El enojo lo sigo teniendo, tristeza, dolor, no poder creerlo, desde ese día hasta hoy”, respondió Guarino. Ante las preguntas, Guarino dijo que volvió a la casa que compartía con el grupo de ocho imputados y Alejo Milanesi. “¿Cómo se enteró que habían asesinado a una persona?”, indagó Burlando y Guarino contó: “Yo me entero cuando estábamos ya a la tarde de ese día con los precintos y nos sientan en un banco, y ahí nos dice la policía”.

El fiscal de juicio Juan Manuel Dávila se paró para interrogar al testigo quien estaba señalando la ubicación de él y demás imputados en una pantalla donde se exhibieron distintos videos: “¿Éste de ahí no era usted?”, le preguntó el funcionario, y a metros de donde Fernando Báez Sosa era golpeado por los acusados.

“No lo recuerdo”, respondió Guarino, y segundo a segundo iba a avanzando el video y le pedía identificar a los acusados hasta que aquel sostuvo: “no quiero verlo más, perdón”, a lo que el fiscal le dijo “era necesario” y siguió pidiendo la identificación de las personas que él veía en el video.

Escrito por Sergio Farella
NA - Buenos Aires, Argentina