Martes, 19 Octubre 2021 21:26

Una pareja india desafió la inundación y se fue a casar navegando en una olla gigante

Las fuertes lluvias en el estado sureño de Kerala convirtieron a las calles en caudalosos ríos y ni así lograron disuadir a los enamorados de vadearlas para concretar la boda incluido el ritual hindú.

La improvisada barca hecha con una olla de metal terminó siendo el transporte nupcial de la pareja. La improvisada barca hecha con una olla de metal terminó siendo el transporte nupcial de la pareja. npg

Las redes sociales extrajeron una tierna imagen de las trágicas inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra causados ​​por fuertes precipitaciones en el estado de Kerala, en el sur de la India, durante el fin de semana, que causaron al menos 22 muertos.

Una pareja llegó a su boda flotando dentro de una olla grande de metal, acompañada por dos hombres. Vadeaban una calle inundada, junto con un fotógrafo.

Habían programado el casamiento en el templo Thalavadi Panayannoorkavu Devi en Alappuzha, según un informe de la agencia estatal de noticias ANI, y como las fuertes lluvias que azotaron recientemente la zona provocaron la inundación de las carreteras, se vieron obligados a buscar otra forma de transporte para su gran día.

Salieron con la suya y finalmente se casaron en un ritual hindú con solo un pequeño número de invitados, mientras durante la ceremonia la correntada se comía el borde del edificio.

Los medios locales identificaron a los tórtolos ​​como trabajadores sanitarios en Chengannur, un municipio del distrito Alappuzha de Kerala.

En tanto, la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres, el ejército y la marina de la India fueron llamados a rescatar a las personas después de que varias áreas se vieron comprometidas por el aluvión de agua y lodo.

Un funcionario del gobierno estimó que 13 personas habían perecido en un deslizamiento de tierra en la aldea de Kuttikkal, distrito de Kottayam, y 6 de las víctimas procedían de una familia.

Leer más: India: 16 muertos por las inundaciones

Escrito por
Buenos Aires, NA