Jueves, 27 Mayo 2021 09:08

Una mujer denunció "violación en manada" pero el único imputado es su hijo por violar una perimetral

La víctima tiene 65 años y un retraso madurativo que la convierte en una niña de diez. Sospechan que, además, le querían usurpar la casa.

La causa está radicada en los tribunales penales de La Plata. La causa está radicada en los tribunales penales de La Plata. Foto: NA

Una mujer de 65 años de edad con retraso madurativo denunció que fue abusada sexualmente “en manada” por varios hombres, entre ellos uno con el que mantenía una relación sentimental, pero el único imputado es su hijo, por haber violado una perimetral al acompañarla a la comisaría a raíz de la situación que había atravesado.

El extraño episodio ocurrió en la localidad de Los Hornos, en cercanías de La Plata, entre el 20 y el 24 de mayo pasado, lapso durante el cual la mujer permaneció en una casa desconocida con un grupo de hombres que –según dijo- la sometieron sexualmente.

La mujer denunció que fue obligada a tomar alcohol, pastillas que le causaron somnolencia e inconciencia y a fumar marihuana. En ese contexto, describió que fue abusada por el hombre con quien mantenía una relación y por otros que lo acompañaban y a quienes no conocía.

El caso salió a la luz porque la mujer retornó finalmente a su casa (para entonces ya su hijo había denunciado su desaparición) y le contó a una amiga lo que había vivido. La víctima sufre un retraso madurativo que, según su abogado, Martín de Vargas, causa que tenga “la mentalidad de una nena de diez años”. La mujer vivía con su hijo, quien se ocupaba de ella, pero sorpresivamente lo denunció por violencia familiar y obtuvo una orden de alejamiento.

“La denuncia por violencia familiar fue instigada por los violadores. No había ningún hecho previo que la justificara. Sospechamos que querían usurparle la casa y para eso precisaban que la mujer estuviera sola y desprotegida”, elucubró el abogado De Vargas.

Cuando reapareció, su hijo tomó contacto con ella y la acompañó a formular la denuncia ante el Gabinete de Delitos Sexuales de la DDI de La Plata. La fiscalía entendió que el hijo había violado la perimetral, le inició una causa penal por “desobediencia a una orden judicial” y reiteró la prohibición de acercamiento, aún en estas circunstancias. El abogado De Vargas explicó que “el único imputado es el hijo; los violadores están sueltos y la investigación está dando apenas sus primeros pasos”.

Escrito por
Buenos Aires, NA