Miércoles, 12 Agosto 2020 21:00

Un municipio del Gran Buenos Aires habilita bancos al aire libre en bares y cafeterías

El jefe comunal de San Isidro, Gustavo Posse, dio luz verde para que los vecinos puedan comer al aire libre en el lugar, sentados en bancos individuales y con la distancia que establece el protocolo. No estarán permitidas las mesas.

Un municipio del Gran Buenos Aires habilita bancos al aire libre en bares y cafeterías

Con vistas a la extensión de la cuarentena casi en los mismos términos que la actual, un municipio de la Primera implementó una iniciativa para paliar los pormenores del confinamiento. Ahora, los vecinos de San Isidro podrán comer al aire libre en bares, restaurantes y cafeterías.

Así lo dispuso el intendente Gustavo Posse, quien dio luz verde al Take Away Plus. La nueva disposición permite que los vecinos podrán comer al aire libre "in situ", sentados en bancos individuales con la distancia que el protocolo establece. No obstante, no se permitirán mesas y no estará habilitada la venta de alcohol.

Cabe señalar que hasta el momento, los locales de gastronomía podían enviar sus pedidos a domicilio o prepararlos para que los clientes los retiraran en el lugar. "Esta nueva modalidad sigue la línea del autocine, es decir ofrecer a los vecinos una salida recreativa que está súper regulada y al mismo tiempo descomprime la ansiedad y angustia del encierro que vienen siguiendo hace más de 4 meses", apuntó el jefe comunal.

Respecto del protocolo específico de esta nueva actividad, funcionará de lunes a domingo en horarios de 7 a 20:00 durante la semana y de viernes a domingo, de 8:00 a 0:00. Además, el consumo podrá ser en el lugar en espacios abiertos públicos y privados. En tanto, el material que se use debe ser absolutamente descartable y se deberán desechar luego de usarse. No habrá elementos de uso común como aceiteras, saleras, servilleteros.

Un dato curioso es que las "cartas" o menús tradicionales se deberán reemplazar por sistemas de código QR o letreros visibles, o cualquier modalidad que no implique manipulación. Asimismo, la distancia entre los "comensales" deberá ser de al menos dos metros y los clientes no podrán ingresar al local

Por otra parte, cada establecimiento gastronómico deberá designar un responsable que evite aglomeraciones y diagramar el espacio donde se formarán las filas. Otro detalle importante es que el personal deberá utilizar todos los elementos de protección individual. Por supuesto, se deberá utilizar un banco o silla individual separado del otro a dos metros de distancia y no se permitirán mesas ni barras, así como tampoco estará habilitada la venta de bebidas alcohólicas.

Al respecto, el secretario de Inspección, Registros Urbanos y Tránsito, Walter Pérez advirtió: "El municipio a través de esta secretaría tiene la facultad de ejercer el control del cumplimiento de las medidas para garantizar las condiciones sanitarias laborables en medio de la pandemia. Por eso nuestro cuerpo de inspectores sancionará o clausurará a las empresas y establecimientos que no cumplan con el protocolo municipal".

Escrito por
Buenos Aires, NA