Jueves, 05 Agosto 2021 13:05

Sorpresiva declaración de uno de los acusados por el crimen del diputado: "Me arrepiento, disculpen"

Juan José Navarro Cádiz, acusado por el doble homicidio del legislador Héctor Olivares y de su asesor Miguel Yadón en mayo de 2019, pidió "perdón" a los familiares de las víctimas y confesó que está "muy mal" por lo ocurrido.

El diputado Olivares y su asesor, Yadón, fueron asesinados a metros del Congreso de la Nación. El diputado Olivares y su asesor, Yadón, fueron asesinados a metros del Congreso de la Nación. Foto: NA

Uno de los dos acusados de haber asesinado “por placer” al diputado Héctor Olivares y a su asesor Miguel Yadón en mayo de 2019 en cercanías del Congreso les dio el pésame a los familiares de ambas víctimas, confesó que está “muy mal” por lo ocurrido y se preguntó si “les alcanzará la vida” para perdonarlo.

Juan José Navarro Cádiz le imprimió así una sorpresiva impronta al juicio oral y público por el doble crimen, que comenzó el miércoles ante el Tribunal Oral número 9 de la Capital Federal.

Navarro Cádiz anticipó que no iba a prestar declaración indagatoria, pero cuando el tribunal tomaba sus datos previo a leer el relato que había proferido durante la etapa de instrucción, sorpresivamente pidió la palabra.

Con voz por momentos apenas audible, una verba errática y frases cortas, Navarro Cádiz expresó: “me arrepiento, disculpen”, a los familiares de Olivares y Yadón, que asistían por Zoom a la primera audiencia del juicio.

Navarro Cádiz se preguntó si a las familias de las víctimas “les va a alcanzar la vida” para perdonarlo y si bien no reconoció explícitamente haber sido él quien disparó,  su confesión de “arrepentimiento” sorprendió porque el resto de los imputados no pronunció palabra ante el tribunal.

Me tiene muy mal todo esto que pasó”, reconstruyeron ante NA asistentes a la audiencia, cuya primera parte –la lectura de la elevación a juicio y las cuestiones preliminares- fue transmitida a través de la plataforma de video del Consejo de la Magistratura.

Uno de los ejes centrales del debate pasa por determinar quién efectuó los disparos que terminaron con las vidas de Olivares y Yadón.

Durante la etapa de instrucción, Navarro Cádiz y su primo Juan Jesús Fernández, ambos pertenecientes a la comunidad gitana, se reprocharon mutuamente la autoría material de los homicidios.

En peritaje indicó que Navarro Cádiz fue el autor de los disparos, pero durante la etapa de instrucción el imputado declaró que estaba consumiendo cocaína cuando Fernández empuñó el arma y efectuó los disparos.

En la primera audiencia, Fernández se negó a declarar, pero atento a las expresiones de Navarro Cádiz, su abogado, Oscar Moyano, adelantó que en próximas audiencias pedirá declarar y responderá preguntas del tribunal y de las partes.

El episodio ocurrió el 9 de mayo de 2019 a metros del Congreso de la Nación.

El tribunal, integrado por los jueces Fernando Ramírez, Ana Dieta de Herrero y Luis Salas, dispuso que las audiencias continúen la semana próxima.

El debate se realiza de manera mixta, (algunas partes en la sala de audiencias y otros por vía remota) ya que además de los dos imputados por el crimen hay otros que están acusados por “encubrimiento”.

En el juicio también comparecen Juan Fernández Cano, Miguel Navarro Fernández, Rocío Michell Montoya González, María Argentina Cádiz Vargas y María Rosa Cádiz Vargas, acusados por delitos de menor gravedad.

Está previsto que durante el debate declaren un total de 91 testigos, aunque en la primera audiencia quedó flotando la posibilidad de que esa cantidad se reduzca sustancialmente.

Escrito por
Buenos Aires, NA