Martes, 19 Octubre 2021 13:45

Reclaman la detención de un rugbier por el crimen de un boxeador aficionado

Milton Aranda, de 21 años, fue asesinado a puñaladas durante una pelea a la salida de una fiesta clandestina, en Marcos Paz.

Reclaman la detención de un rugbier por el crimen de un boxeador aficionado

Familiares y allegados a Milton Aranda, un boxeador aficionado de 21 años que fue asesinado a puñaladas en una pelea ocurrida a la salida de una fiesta clandestina en la localidad bonaerense de Marcos Paz, reclamaban la detención de un jugador de rugby de 19, sindicado como el autor del crimen.

A pesar de que la Policía desde la mañana del último conmigo contaba con el DNI del autor del asesinato, el cual se le cayó en medio de la pelea, y existen videos en los que se ven detalles del cruento suceso, el responsable continuaba en libertad.

En las últimas horas, allegados a Aranda comenzaron a pedir la detención del presunto asesino, un joven que juega al rugby en un club de Cañuelas.

"La Justicia es la que está fallando", sostuvo José Sández, quien era el entrenador del joven asesinado, el cual estaba esperando un bebé de su pareja.

El violento episodio se produjo en la puerta de la quinta La Marquesa, situada en Durero al 600, en Marcos Paz, donde se celebró una reunión clandestina conocida como "La Fiesta Flúor".

Aranda y el otro joven iniciaron una pelea a golpes de puño, en la que el boxeador aficionado, a pesar de cierta diferencia física, claramente tomó ventaja.

 

Entrega de un cuchillo

 

En ese momento, una joven que acompañaba al jugador de rugby le entregó un arma cortante, con la que apuñaló a Aranda, por lo que cayó gravemente herido.

El joven fue llevado a la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Virrey del Pino, en el partido de La Matanza, donde se constató que había muerto.

Según indicó Sández, "el otro pibe no podía hacer nada contra Milton y fue a buscar el cuchillo. En el video se ve claramente como una mujer le entrega un cuchillo".

El entrenador, en diálogo con el canal TN, dijo que la mujer también está implicada y que fue interrogada, ya que se dirigió al UPA de Virrey del Pino para verificar la situación de Aranda.

"Cuando se enteró que Milton se murió, se fue", contó sobre la joven sindicada por allegados a la víctima como cómplice.

Sández admitió que existían diferencias entre los departamentos judiciales de Mercedes, con jurisdicción en Marcos Paz, y el de La Matanza, por lo que la causa se encontraría paralizada.

"Los dos son vecinos de Virrey del Pino, pero Milton murió antes de llegar al UPA", explicó.

Al definir al joven asesinado, sostuvo que "Milton era una persona alegre, divertida, compañera y solidaria. Era todo lo bueno que hay que enseñarle a los hijos que ser. Era muy querido en Virrey del Pino y en el ambiente del boxeo".

"Le había dicho a sus amigos que era la última fiesta a la que asistía, ya que se iba a dedicar a trabajar y a entrenar porque iba a ser padre", explicó sobre el joven, que era empleado de una fábrica de levaduras.

Escrito por
Buenos Aires, NA