| Última actualización:03 de Agosto de 2022 - 12:30

“Nadie me va a devolver a mi hijo”: el desconsuelo de la mamá del niño asesinado que jugaba en Rosario Central

Lucas Caballero, de 13 años, fue atacado a tiros esta semana en el barrio Fisherton de Rosario. Casi en el acto falleció de un paro cardíaco por el impacto de la bala en el pecho.

Por
La familia de Lucas Giovani Vega Caballero y los directivos del Club Rosario Central exigen Justicia. La familia de Lucas Giovani Vega Caballero y los directivos del Club Rosario Central exigen Justicia. La Capital

Lucas Giovani Vega Caballero, un joven de 13 años que jugaba al fútbol en las inferiores de Rosario Central, fue asesinado en el barrio Fisherton de Rosario al quedar en el medio de una balacera. Esto ocurrió tras recibir un tiro en el pecho por parte de un grupo de hombres que estaban a bordo de un auto blanco y pasaron a toda velocidad disparando contra adolescentes.

La víctima quedó atrapada junto a su hermano de 15 años y otros chicos en medio de los tiros. Por el momento no hay ningún detenido.

“Nadie me va a devolver a mi hijo. Es tanto el dolor, pero dios se va a encargar de todo”, dijo Marisa, la mamá de Lucas en declaraciones televisivas.

Todavía no se sabe si se trataba de un ajuste narco. “Yo no estoy segura de nada de lo que pasó, aunque se sabe que en Rosario hay guerra entre bandas narcos y mucha inseguridad”, indicó Marisa.

En relación a la inseguridad perpetuada en la ciudad de Rosario, Marisa aclaró que, si bien ve pasar patrulleros, “siempre se escuchan tiros en todos los barrios de la ciudad. La gente ya lo ve como algo natural”.

“Nunca pensé que nos iba a pasar esto”, deslizó con dolor.

“Hasta el momento no me llamó ninguna autoridad”, respondió ante la pregunta realizada por el mismo medio. “Quizás esperen a mañana porque saben que hoy es el velatorio y el entierro”, mencionó Marisa.

LEE: Entre Ríos: una mujer agredió a un inspector municipal porque demoraba el tránsito

 

Justicia por la muerte de Lucas

Marisa recordó que el lunes, su última noche con vida, el quinto de sus hijos quiso salir “a tomar aire cinco minutos”, después de pasar todo el día adentro por un resfrío que le impidió ir a la escuela.

“Si no salía esto no pasaba”, se lamentó.

Ahí llega el auto blanco y le da”, relató sobre un Volkswagen Gol al que apuntaron testigos. Las balas también hirieron a otros dos chicos de 15 años, uno es Javier, el hermano de Lucas, aunque ya están fuera de peligro.

“La ambulancia no llegaba y (Lucas) ya no podía respirar, cerraba los ojitos pero tenía signos vitales. Llegó al hospital, le dio un paro y falleció”, agregó Marisa.

Luego del ataque, personal del servicio público de emergencias SIES trasladó a los heridos a distintos centros asistenciales, entre ellos al futbolista de las inferiores de Rosario Central, quien murió en el hospital Alberdi debido a las graves lesiones de arma de fuego que presentaba en distintas partes de su cuerpo.

 

El comunicado de Rosario Central

"El Club Atlético Rosario Central lamenta profundamente el fallecimiento de Lucas Vega, a sus 13 años, quien fuera jugador de nuestras divisiones infantiles", publicó el club en sus redes sociales.

"Enviamos nuestro pésame a la familia en este difícil momento, nos sumamos al pedido de justicia y exigimos el esclarecimiento de la muerte de Lucas", agregó a través del comunicado oficial. 

 

 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina