Sábado, 11 Septiembre 2021 18:07

Médicos voluntarios retoman las habituales giras de control sanitario en el Norte argentino

Al flexibilizarse restricciones por la pandemia, 13 profesionales, entre pediatras, ginecólogos y fonoaudiólogos, atenderán desde el 17 de setiembre y durante cuatro días en localidades y parajes rurales.

La asistencia comprende a más de 1800 familias, entre ellas 1000 niños y niñas entre 0 y 5 años, en las provincias de Chaco y Santiago del Estero. La asistencia comprende a más de 1800 familias, entre ellas 1000 niños y niñas entre 0 y 5 años, en las provincias de Chaco y Santiago del Estero. Fundación Hacemos Camino

El contingente, compuesto por 13 especialistas en pediatría, ginecología y fonoaudiología, viaja el 17 de setiembre al Norte argentino, con el objetivo de proteger y recuperar la salud a través de la detección precoz de enfermedades, el tratamiento oportuno y la promoción de hábitos saludables, como parte del “Programa Salud” de Haciendo Camino.

Luego de más de un año y medio de verse restringidos los viajes periódicos por la pandemia, los esperan en los cuatro días de estadía previstos más de 600 consultas de adultos mayores, niños y niñas, en las localidades de Añatuya, Colonia Dora y Herrera y en parajes rurales aledaños, en Santiago del Estero.

Llevarán además medicamentos para muchas de las familias que, por falta de recursos, no pueden acceder al tratamiento que necesitan para su patología.

El sistema de salud provincial presenta serias deficiencias, lo que hace que sean muchos los santiagueños que tienen problemas para acceder a atención médica básica. 

La cuarentena nacional de 2020 agravó aún más esta situación, ya que en varios centros de atención y postas sanitarias se dejaron de realizar controles pediátricos, seguimiento a embarazadas y a enfermos crónicos, dejando a la población desprotegida.

Es por ello que las iniciativas voluntarias cubren esa deficiencia mediante la ejecución de programas para acompañar a más de 1800 familias, entre ellas 1000 niños y niñas entre 0 y 5 años, en sus 12 centros en las provincias de Chaco y Santiago del Estero, que desde hace 15 años lleva adelante Haciendo Camino, la Asociación Civil que lucha contra la vulnerabilidad social en el Norte argentino. 

 

Necesidades urgentes

 

La directora general de Haciendo Camino, Catalina Hornos, explica que “la situación de la provincia es crítica en materia de atención primaria de la salud. Es por esto que tratamos de dar respuesta a esta necesidad tan urgente que tienen muchas comunidades del Norte argentino”. 

Resalta la labor del grupo de profesionales, “que deja por unos días sus actividades de lado, para brindar sin cansancio una atención de calidad, con muchísimo compromiso”. 

Agradece, así como lo recepciona de parte de las familias, la entrega y calidez de los médicos voluntarios, que debido a su dedicación y empeño “pudieron diagnosticar y controlar patologías que comprenden gran seriedad”.

Los informes socioambientales de Haciendo Camino acerca de cómo viven las miles de familias a las que acompaña todos los días indican que el 40% de los niños y niñas sufren desnutrición, 54% vive en condiciones de hacinamiento, 43% de los hogares no consume agua potable, 67% de los hogares presenta materiales precarios en su vivienda, 32% de los hogares no tienen sistema de conservación de alimentos, 62% de las familias no tienen controles médicos al día, 29% sufre inseguridad alimentaria. 

En su cumpleaños número 15, la ONG encaró una campaña bajo el lema “esta Argentina no se viraliza”, que busca sumar más de 2000 madrinas y padrinos durante este mes que aseguren a los niños y niñas con desnutrición y en riesgo social de Santiago del Estero y Chaco el tratamiento nutricional que necesitan. 

Escrito por
Buenos Aires, NA