Jueves, 27 Mayo 2021 14:58

La pareja del hijo de Pappo contó que es el tercer episodio de violencia que sufre y que no lo denunció antes por miedo

Mariel Oleiro, de 33 años, aseguró que Luciano Napolitano, con quien estaba en pareja desde hace unos cuatro años, el lunes intentó atropellarla, la roció con alcohol, y la mantuvo encerrada durante un día.

Luciano Napolitano junto a su pareja, Mariel Oleiro. Luciano Napolitano junto a su pareja, Mariel Oleiro. NA.

La pareja del hijo de Pappo, que permanece detenido desde el  martes, contó hoy que este es el tercer episodio de violencia que sufre con él y que no se animó a denunciar antes por miedo.

Además, Mariel Oleiro, de 33 años, aseguró que Luciano Napolitano, con quien estaba en pareja desde hace unos cuatro años, intentó atropellarla, la roció con alcohol, y la mantuvo encerrada durante un día.

"El se encerró en un cuartito y empezó a consumir alcohol y drogas y cuando le pido la llave del auto para ir a comprar comida para los animales me dice no y ahí me agarra del cuello y se empieza a desencadenar todo. Ahí agarra un rociador, me empieza a tirar, yo estaba toda rociada y me limpiaba", relató la mujer ante las cámaras de televisión.

Mariel comentó además, que una de las hijas salió a gritar ‘no papá', y que otra de las hijas le pidió que la soltara, y que tras encerrarla en el quincho la dejó ahí por 24 horas.

La mujer también aseguró que este es el tercer episodio violento que vive con él, y que nunca se animó a denunciarlo por miedo y que el lunes sintió "temor" por su vida y que otras de las veces, la "apuntó con el arma".

Mariel recordó también un episodio con el arma que le secuestraron a Napolitano: "Hace poco se me escapó un conejo porque dejaron el portón abierto y él salió con el arma a tirar tiros al aire. Ya son varias las veces que sufre estos ataques".

El martes la mujer pudo pedir ayuda al 911, tras lo cual fue rescatada por la Policía y presentó la denuncia contra su agresor por violencia de género.

La investigación quedó a cargo de los fiscales Diego Callegari y Mariela Miozzo, integrantes de la UFI especializada en Violencia de Género de la localidad bonaerense de Tigre, quienes ordenaron un allanamiento de urgencia al domicilio del músico, donde encontraron un arma calibre 38 cargada y municiones, que no estaban registradas.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA