Miércoles, 21 Julio 2021 10:15

La majestuosa residencia del embajador de Perú en la Argentina fue declarada Bien de Interés Arquitectónico Nacional

El edificio está ubicado sobre la Avenida del Libertador, en el barrio porteño de Palermo, y es una de las tantas obras del destacado arquitecto Alejandro Bustillo.

La construcción es de finales de la década de 1920 y fue diseñada por el reconocido arquitecto Alejandro Bustillo. La construcción es de finales de la década de 1920 y fue diseñada por el reconocido arquitecto Alejandro Bustillo. Foto NA/CulturaNacionAR

La majestuosa residencia del embajador de Perú en la Argentina, ubicada en el barrio porteño de Palermo y obra del reconocido Alejandro Bustillo, fue declarada Bien de Interés Arquitectónico Nacional.

La declaración había sido anunciada a fines de 2019, pero recién este miércoles se formalizó con la publicación en el Boletín Oficial del Decreto 477/2021, rubricado por el presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y el ministro de Cultura, Tristán Bauer. El imponente edificio está ubicado en Avenida del Libertador 1.728, entre Austria y Tagle, frente a la Plaza República Oriental del Uruguay.

Residencia_Perú.jpg

Se trata de la actual residencia de la Embajada peruana en Buenos Aires, pero que originalmente fue la vivienda de Alberto del Solar Dorrego y su familia, quien encargó su diseño al reconocido arquitecto Bustillo, autor de obras como la sede central del Banco Nación, el Hotel Provincial de Mar del Plata y el Llao Llao, en Bariloche.

Terminada en 1929, la casa permaneció en manos de la familia hasta 1939 cuando fue adquirida por el Estado argentino, que a comienzos de la década de 1940 la donó a la República del Perú: desde 1942 funciona como residencia de la Embajada.

Residencia_Perú_III.jpg

El edificio en cuestión es un bien de relevante valor arquitectónico dentro de la vasta obra de Alejandro Bustillo. Se destaca su composición siguiendo el modelo del hôtel particulier francés y sus interiores diseñados en una sobria versión del estilo Luis XVI: cuenta con un subsuelo, planta baja de recepción, primer piso o planta noble, segundo piso reservado para las habitaciones de la familia y la mansarda para servicios.

Residencia_Perú_II.jpg

También toman un valor supremo la materialidad de sus fachadas e interiores, con revoques símil piedra, mármoles, boiseries y herrería artística. Ante la imponente presencia, el Gobierno determinó que sea declarado Bien de Interés Arquitectónico Nacional, algo que ya había sido acordado con las autoridades peruanas en diciembre de 2019.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA