| Última actualización: 21 de Octubre de 2022 - 14:11

Pachelo, Carrascosa y los jueces y fiscales que investigan el crimen recorrieron El Carmel en una inspección ocular

Duró una hora y media donde el acusado Pachelo les contó en el lugar los caminos que tomó ese día, y donde un testigo lo sitió a pocos metros de la casa de María Marta ese 2002. También se pudo observar el baño donde fue asesinada y NA fue parte de la recorrida.

Por
El ingreso al country Carmel. El ingreso al country Carmel.

“No voy a ingresar a esa casa” dijo Nicolás Pachelo cuando los jueces de San Isidro que lo juzgan, fiscales que lo acusan de matar a María Marta García Belsunce el 27 de octubre de 2002 y abogados, estaban por ingresar a la casa donde ocurrió el crimen y donde estaba en su interior el viudo Carlos Carrascosa.

La inspección ocular duró una hora y media. Pachelo, con prisión preventiva por una serie de robos, llegó con un fuerte operativo de seguridad pero dentro del barrio se movió sin esposas pero sí seguido de cinco agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense, tres de ellos de equipos especiales.

Pachelo iba junto con los jueces del Tribunal Oral Criminal 4 de San Isidro que lo juzgan, los tres fiscales del caso, abogados de disintas partes y un pequeño grupo de periodistas, entre quienes estuvo Noticias Argentinas.

La recorrida comenzó en el house del barrio El Carmel, ubicado en Pilar, y donde aquella jornada María Marta estaba en frente, en la casa de su cuñado Guillermo Bartoli.

Esta probado que María Marta luego de suspenderse un partido de tenis que ella jugaba por la lluvia, decidió ir de Bartoli, se quedó unos minutos, luego tomó su bicicleta y fue a su casa.

Se realizó durante la inspección ocular ese recorrido hasta la casa. De allí se observó inicialmente la parte externa de la vivienda de María Marta García Belsunce.

Pachelo dijo que él prefería quedarse afuera: “no voy a entrar a esa casa” y se quedó custodiado por los agentes del Servicio Penitenciario.

En el interior de la vivienda, en la galería externa, estaba el viudo Carlos Carrascosa que hizo una suerte de recibimiento a quienes ingresaron ayudado con un bastón. Él ya no es más dueño de esa vivienda sino que lo es su abogado, Gustavo Hechem.

El viudo hoy es querellante en la causa con la posibilidad de acusar y pedir pena para Pachelo. Años anteriores estuvo preso unos siete años como acusado del crimen de su esposa hasta que un Tribunal superior lo absolvió y la nueva pista que surgió tras veinte años fue la del entonces vecino Pachelo.

LEER MÁS: Confirman una condena a 17 años por homicidio por una prueba de una publicación en Instagram

 

Justamente, luego de hacer una recorrida inicial por la casa de Belsunce, se dirigió la comitiva a la casa de Pachelo ubicada a unas 3 o 4 casas de por medio. 

Alí la discusión entre los fiscales y el propio Pachelo ante los jueces, fue qué camino tomó el segundo para ese 27 de octubre ir desde su vivienda al house del barrio donde su mujer le había dejado el vehículo estacionado. 

Un testigo de ese momento, dice que lo vio corriendo a Pachelo en dirección a la casa de María Marta y a esta última por detrás. Los acusadores le cuestionan a Pachelo qué hacía allí cuando para ir al house del barrio podía haber tomado un camino más corto.

Luego se volvió a la casa de María Marta García Belsunce, donde se recorrió el baño donde la mataron aquella tarde y donde minutos después la descubre Carrascosa.

La inspección duró una hora y media y se da a poco de terminar el debate, es que el 31 de octubre próximo están previstos los alegatos donde los fiscales acusarán a Pachelo del crimen y otros dos vigiladores privados de haberla matado a María Marta. 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina