| Última actualización:01 de Agosto de 2022 - 22:22

Indignación e incidentes en Mendoza tras el femicidio

Hugo Sosa entró en la casa para atacar a su ex pareja Melisa Ríos, pero mató a su ex cuñada, Karen. Lo apresaron y luego hubo una marcha que terminó con detenidos y policías heridos.

Por
La marcha para pedir justicia fue pacífica hasta que un grupo volvió y se produjeron incidentes La marcha para pedir justicia fue pacífica hasta que un grupo volvió y se produjeron incidentes Foto: Diario Uno

Una joven de 20 años fue asesinada a puñaladas por su ex cuñado, de 35 años, en el distrito La Libertad, del departamento de Rivadavia, provincia de Mendoza, donde horas después se realizó una marcha que terminó con incidentes.

El hombre, llamado Hugo Sosa, ingresó al domicilio de la víctima cuando todos dormían buscando atacar a su ex pareja, Melisa Ríos, con quien tenía un hijo, pero terminó acuchillando a su hermana, Karen.

También hirió a otras dos hermanas y a la madre de la víctima, Adriana Salguero, quien recibió una puñalada en el cuello y fue internada en grave estado en el Hospital Saporitti de Rivadavia.

Sosa logró escapar del lugar, pero fue capturado a pocas cuadras y quedó detenido a disposición de la Justicia.

LEÉ: Femicidio en Mendoza: mató a puñaladas a su ex cuñada pensando que era su ex pareja

Jaquelina, tía de la víctima fatal, aseguró que el hombre entró en la casa y fue directamente a la habitación donde sabía que dormía su ex pareja. También reveló que la propia Melisa había hecho varias denuncias en contra de Sosa por hechos de violencia, pero nunca fue tomada en serio.

Según pudo saber NA por parte de fuentes de la familia, el hombre venía amenazando a la víctima al menos desde el viernes pasado.

De hecho, las últimas advertencias las habría manifestado este domingo a última hora.

La Justicia de Mendoza confirmó que, si bien Sosa no cuenta con antecedentes judiciales por violencia de género, su ex pareja lo había denunciado por impedimento de contacto a sus hijos en el 2018.

Familiares y amigos de Ríos llevaron a cabo una marcha y frente a la preocupación de que se produjeran hechos de violencia como sucedió en una de las movilizaciones en las que se pidió justicia por el asesinato de Agostina Trigo en San Martín, fueron vallados tanto el municipio como la dependencia policial en la que fue alojado el único sospechoso de cometer el femicidio de su ex cuñada y de atacar a otros integrantes de la familia.

LEÉ: Tras los incidentes en la marcha por Agostina, detuvieron a ocho personas y las fiscalías quedaron inhabilitadas por los destrozos

La manifestación fue pacífica y se entregó un petitorio al comisario.

Sin embargo pasados unos minutos un grupo volvió y comenzó a tirar piedras a la policía, que respondió en principio con gases y balas de goma.

Esos disturbios provocaron daños en algunos inmuebles y hubo al menos 10 detenidos, en su mayoría jóvenes, al tiempo que dos uniformados resultaron heridos.

Los que generaron los incidentes señalaron que el presunto femicida estaba en esa seccional, pero esta versión fue desmentida por el comisario.

Los enfrentamientos se trasladaron a dos cuadras de la comisaría en la zona de la terminal.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina