Lunes, 18 Octubre 2021 18:48

Familia poliamor: una mujer reveló en las redes que comparte a su esposo con su madre y su hermana

A través de la plataforma TikTok, una joven revolucionó Internet al contar que les permite tener relaciones sexuales con su marido.

Madi Brooks, TikToker estadounidense, confiesa en las redes que comparte a su esposo con su madre y su hermana y revoluciona las redes. Madi Brooks, TikToker estadounidense, confiesa en las redes que comparte a su esposo con su madre y su hermana y revoluciona las redes. NA

En los últimos días, se viralizó una historia de amor entre un hombre y la familia de su esposa. Se trata de Madi Brooks, una chica estadounidense que reveló en la red social TikTok que cuando “no está de humor” le deja tener sexo a su marido con su madre o su hermana para que se “divierta”.

La joven cuenta con más de 200 mil seguidores, por lo cual este video se hizo viral al instante y muchos comentarios mostraron al público escandalizado ante este hecho considerado anormal socialmente.

Pero para ella, es algo bastante normal, ya que asume que tanto la pareja como su madre son swingers. “Mi madre y yo somos swingers, y es genial”, explicó en el video.

Y agregó: “¿Sabes por qué? Siempre que no estoy de humor, puedo dejar que mi esposo tenga relaciones sexuales con ella. Sí, soy ese tipo de esposa: dejo que él la tenga un par de veces a la semana”.

Familia poliamor revoluciona las redes.

Pero las declaraciones no quedaron ahí, sino que también mencionó desafiante: “¿Quieres saber cómo mantengo feliz a mi hombre? Lo dejo jugar con mi hermana pequeña”.

“¿Cómo se inició esa conversación?”, “Suficiente TikTok; por un año estoy fuera” y “No sé cómo alguien podría compartir, pero es tu vida” fueron algunos de los comentarios que circularon en esta red social. Muchos, desconcertados ante este hecho.

Madi cuenta con más de 800 mil me gustas en total en todos sus videos, los cuales muestran su vida de poliamor en familia, en los cuales suele escribir la siguiente frase: “No juzgues”.

Escrito por Camila Olivera
Buenos Aires, NA