Miércoles, 07 Abril 2021 13:30

Evaluarán nuevamente la salud mental de Rodrigo Eguillor

Está acusado por abuso sexual con acceso carnal y privación ilegítima de la libertad. Permanece con prisión domiciliaria. 

Rodrigo Eguillor Rodrigo Eguillor NA-AGLP

Un médico psiquiatra y un psicólogo del Cuerpo Médico Forense, además del perito designado por la defensa, se encargarán de evaluar nuevamente la salud mental de Rodrigo Eguillor, quien está acusado por el abuso sexual con acceso carnal y la privación ilegítima de la libertad de una joven en un departamento del barrio porteño de San Telmo.

La medida fue ordenada por el juez Alejandro Noceti Achaval, integrante del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°10 de la Ciudad de Buenos Aires, quien dispuso la realización de una nueva junta médica que determinará si Eguillor continúa dentro de las previsiones del artículo 77 del Código Procesal Penal de la Nación y puede ser juzgado.

Esa norma, según confirmó el Ministerio Público Fiscal de la Nación, estipula que si durante el proceso judicial "sobreviniere la incapacidad mental del imputado", el tribunal suspenderá la tramitación de la causa.

Indica también que si el estado del imputado lo volviera peligroso para sí mismo o para terceros, se podrá ordenar la internación en un establecimiento, con el requisito de informes trimestrales sobre el estado de su salud.

El proceso judicial contra Eguillor está suspendido desde 2019 por "incapacidad sobreviniente", luego de diversos informes médicos forenses que le realizaron al imputado.

En ese momento, Eguillor estaba detenido dentro del Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA) en el Complejo Penitenciario de Ezeiza, y luego se le otorgó la prisión domiciliaria con vigilancia electrónica.

En diciembre del año pasado, el magistrado rechazó el pedido de la defensa para que se declarara inimputable a Eguillor y se dictara su sobreseimiento, y en esa misma resolución, se había ordenado la prórroga de la prisión domiciliaria del acusado y se había dispuesto que en tres meses debía ser examinado nuevamente.

La modalidad de detención fue avalada por la Cámara de Casación en un fallo de enero de este año en el cual se focalizó en los riesgos procesales y el comportamiento de Eguillor en los procesos judiciales.

Eguillor está acusado de los delitos de "abuso sexual con acceso carnal"; "privación ilegítima de la libertad agravada por mediar violencia y amenazas"; y "lesiones leves dolosas agravadas por mediar violencia de género y amenazas".

Según se pudo determinar en la investigación, el 15 de noviembre de 2018 se reunió con una joven de 22 años en un departamento del barrio de San Telmo.

De acuerdo al testimonio de la víctima, el hombre abusó sexualmente de ella y no la dejó irse del lugar.

La situación se viralizó a partir de un video donde se observaba a la chica solicitando ayuda desde el balcón y a Eguillor agarrándola del cuello para ingresarla por la fuerza de nuevo a la vivienda.

En otra causa se acusa a Eguillor por "amenazas agravadas por haber sido proferidas con el propósito de obtención de alguna medida por parte de un miembro de los poderes públicos y por tratarse la víctima de una mujer".

Además, el año pasado Casación confirmó una condena a un año de prisión por el delito de abuso sexual.

Allí se juzgó lo sucedido en abril de 2016, cuando Eguillor se encontraba en la playa de estacionamiento del Casino de Buenos Aires, ubicado en el barrio de Puerto Madero.

Tras observar a una mujer que se dirigía hacia el lugar para entrar a su trabajo, el hombre la interceptó mientras se tocaba sus genitales y la manoseó.

 

 

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA