Miércoles, 05 Mayo 2021 09:40

Clausuraron un geriátrico clandestino en Quilmes donde golpeaban y ataban a los ancianos

Funcionaba en la localidad de Ezpeleta y las denuncias apuntaban a graves maltratos. Por el  momento hay cuatro personas imputadas.

La intervención policial fue bajo estrictos protocolos sanitarios. La intervención policial fue bajo estrictos protocolos sanitarios. Foto NA - Redes Sociales

Un geriátrico de la localidad bonaerense de Ezpeleta, en el partido de Quilmes, fue clausurado en las últimas horas a partir de las denuncias de maltratos, golpes y hasta ataduras de los ancianos, que permitieron descubrir que funcionaba clandestinamente.

El operativo de clausura se realizó durante las últimas horas de este martes en el inmueble ubicado en la calle La Guarda al 600, por que el  establecimiento no contaba con la habilitación correspondiente ni para funcionar como tal ni con las condiciones mínimas de resguardo edilicio.

Las denuncias que surgieron en las última semana empujaron una investigación judicial que permitió identificar al propietario del lugar y a los empleados, cinco de los cuales están implicados en una causa en la que se investiga el delito de "abandono de persona".

La orden de allanamiento fue ejecutada también por la Policía Ecológica, encargada de la desinfección previa de los móviles y los elementos utilizados a fin de resguardar la salud de los ancianos.

Según consta en la causa, el resultado de los procedimientos permitió rescatar a quince adultos mayores, los cuales se encontraban alojados en "condiciones infrahumanas" con la "capacidad de alojamiento superpoblada y en hacinamiento", con dos habitaciones de pequeñas dimensiones con cuatro camas cada una de ellas, y un dormitorio improvisado en un garaje con seis camas, todas con colchones de goma espuma en mal estado de conservación.

Este martes, la Unidad Funcional de Instrucción Nº 6 de Quilmes, solicitó a través de la Secretaría de Seguridad de ese municipio, la intervención de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal (AFyCC) y SAME, para llevar adelante el operativo.

Hasta el momento hay cuatro personas imputadas, tres mujeres y un hombre, todos argentinos y mayores de edad.

Desde el municipio de Quilmes, confirmaron a NA, que se dio intervención a la Dirección de Adultos Mayores desde donde se pusieron en contacto con los familiares de las personas alojadas para informarles de la clausura del establecimiento y la necesidad de derivarlas.

Además, se constató que uno de los hombres que residía allí no tenía familiares, por lo que se lo trasladó (previa consulta médica e hisopado) al Hogar Ave Fénix, ubicado en Bernal.

"El lugar fue clausurado, pero porque no tengo la habilitación. No me la dieron. Yo hablé a la municipalidad el 20 de marzo del año pasado y me dejaron una planilla con protocolo Covid", dijo el dueño Juan Carlos Parada ante la prensa.

Sin embargo, desde el municipio desmintieron al hombre y dijeron que nunca fue a pedir la habilitación: "No se acercó a averiguar sobre habilitar algún geriátrico ni consta en ningún registro. De todas formas, no podría haber abierto sin habilitación del municipio, y mucho menos, sin la correspondiente habilitación de la Provincia de Buenos Aires".

Y explicaron que el Ministerio de Salud bonaerense es el que en primer lugar tiene que dar la habilitación correspondiente, para luego, generar la habilitación municipal.

"Es el ministerio de salud quien tiene que fiscalizar las Normas Edilicias para la habilitación del establecimiento, mientras que el municipio sólo Fiscaliza condiciones de seguridad e higiene", concluyeron.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA