Lunes, 15 Febrero 2021 12:35

El robo que faltaba: se llevaron vacunas Sputnik V

En Comodoro Rivadavia descubrieron un faltante de 30 dosis.

El robo que faltaba: se llevaron vacunas Sputnik V

Los últimos días de enero, personal del Área Programática Sur -organismo dependiente de la cartera provincial chubutense de salud que coordina asistencia médica a las ciudades de Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Sarmiento, Río Mayo y Río Senguer- advirtió faltantes en la segunda dosis de la vacuna rusa Sputnik V.

Contaron al menos 30 vacunas menos. 

 

Hicieron la denuncia por el robo de las ampollas el lunes 8 de febrero. 

 

Intervino el Ministerio Público Fiscal y la investigación quedó a cargo de la fiscal Andrea Rubio.

 

Las vacunas llegaron a la provincia de Chubut la mañana del martes 19 de enero, dice la información procedente de la Patagonia.

 

Eran 1.500: correspondían a las 300.000 dosis del segundo operativo sanitario proveniente de Rusia.

 

Y fueron almacenadas en la sede central del Ministerio de Salud en Rawson.

 

Más precisamente en la dirección del Área Programática Sur.

 

Un edificio ubicado en la esquina de las avenidas General Solari e Hipólito Yrigoyen, dentro del perímetro del Hospital Regional, el centro de salud cabecera de la ciudad.

 

El miércoles 20 de enero comenzó la aplicación de la segunda dosis de la Sputnik V.

 

Al día siguiente, tras la aprobación del ministerio de Salud provincial, el personal sanitario mayor de 60 años se inoculó por primera vez.

 

Lo hicieron en el consultorio del área de rehabilitación.

 

Eduardo Wasserman, director del establecimiento, informó que el hospital cede el espacio para la ejecución del plan de vacunación. 

 

No hace acopio: sólo se abre, se coloca y si hubiese excedente, se devuelve.

 

Wasserman, en diálogo con Infobae, confirmó que el centro asistencial inició un sumario interno para esclarecer los hechos y determinar el nivel de responsabilidades en un caso que fue caratulado solo por hurto: no se constataron daños físicos o materiales ni uso de violencia.

 

El último viernes la fiscal Rubio se presentó en el Hospital Regional junto a efectivos policiales para recabar datos del hecho: solicitó las filmaciones de las cámaras de seguridad del establecimiento.

 

“Las vacunas se conservan a unos cien metros del área central del hospital. Es un lugar aparte con entrada propia. Tiene cámaras, alarma. Es un edificio de dos pisos que está dentro del perímetro del hospital. Pero nosotros solo colocamos la vacuna”, se defendió el director que se enteró hace poco más de una semana del faltante de dosis.

 

Contó, a su vez, que las alarmas no se activaron y los agentes de seguridad del hospital no advirtieron ningún movimiento sospechoso en las salas de refrigeración de las ampollas.

 

A Wasserman le comunicaron desde la cartera sanitaria provincial que, a partir del miércoles, la campaña de vacunación continuará en gimnasios especialmente adecuados para tal fin y que no se inoculará más a personal de salud en la sede del Hospital Regional, donde ya comenzó una investigación interna. 

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA