| Última actualización: 07 de Enero de 2021 - 11:53

"El grito de la vida"

El presidente de la Misión-ar y un mensaje con sentido solidario

Por
"El grito de la vida"

Por Iván Camaño, especial para NA

Mision-ar es el grito de la vida que va trepándose por los parajes, los pueblos y las ciudades. Intentando llegar al centro del universo donde rebrote la humanidad de nuevo.

Sin mezquindad, sin rivalidad, sin egoísmo, sin partidismo político solo con una bandera, la bandera de la vida.

Antes que la cultura individualista nos invada y nos cegara en el medio del océano de egos y siempre insatisfechos, donde el consumo desplazara al amor, a ese amor verdadero que es desinteresado, el que primero siente la necesidad de dar antes que pedir, antes que todos esos experimentos tan ajenos al pueblo se pusieran a jugar tan irresponsablemente con nuestras esperanzas y destinos, una y otra vez.

Para ello, se ha constituido una red de voluntarios nacionales, profesionales y barriales que interactúan interdisciplinariamente con profesionales que gozan de experiencia y competitividad en cada área.

Mision-ar, ha establecido redes para hacer más eficaz, transparente y colectivo su trabajo humanitario con la convicción de que es necesario hacer horizontal la vida social en el territorio uniendo así las clases, combatiendo las situaciones de marginación y discriminación social, defendiendo así los derechos de los sectores más vulnerables.

Mision-ar, cuenta con diversas áreas, Asuntos Humanitarios, Salud, Educación, Deporte, Trabajo, Cultura, Turismo, Hábitat, Agricultura, Ganadería, Producción, Energía, Relaciones Internacionales, Relaciones Institucionales , Comunicación, Contingencia y Emergencia y Reservas de Recursos, estas trabajan mancomunadamente.

Para eso es que Mision-ar pretende estar aquí, ahora cuando más seguramente hace falta para ayudar a nuestro pueblo argentino.

Mision-ar trabaja y sueña por una sociedad, solidaria, organizada, colectiva y humanitaria.

Mision-ar te invita a incorporarte a la unidad, la unidad de la vida.

www.mision-ar.com

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina