| Última actualización:12 de Julio de 2022 - 15:33

El gobernador de Salta formalizó el reclamo ante la Cancillería por la muerte de un ciudadano salteño en Bolivia

Gustavo Sáenz le reclama el incumplimiento del tratado sobre Asistencia Médica. La familia de la víctima denunció que el hombre murió luego de no recibir la atención correspondiente tras un accidente de tránsito. 

Por Noticias Argentinas
Alejandro Benítez sufrió un accidente en una ruta de Bolivia y no lo quisieron atender en el hospital por falta de pesos boliviano. Alejandro Benítez sufrió un accidente en una ruta de Bolivia y no lo quisieron atender en el hospital por falta de pesos boliviano. El Tribuno.

El Gobernador de la provincia de Salta, Gustavo Sáenz, formalizó en las últimas horas el reclamo ante Cancillería por la muerte en Bolivia del ciudadano salteño, Alejandro Benítez.

El mandatario provincial hizo el pedido a través del representante de Relaciones Internacionales de Salta, Julio San Millán, por el incumplimiento de las autoridades del Estado Plurinacional de Bolivia del tratado sobre Asistencia Médica.

A Benítez, de 61 años, se le negó la asistencia médica, tras sufrir un accidente vial durante sus vacaciones con amigos, mientras andaban en moto por una ruta boliviana. Allí fue embestido por un camión a la altura de la localidad de Ivirgarzama, en el Departamento de Cochabamba.

"Lamentamos profundamente lo ocurrido y la falta de reciprocidad con los argentinos", expresó el gobernador, quien se solidarizó y brindó su acompañamiento a la familia y seres queridos del docente salteño.

LEE: Comienza el tercer juicio por el asesinato de María Marta García BelsunceAdemás, Sáenz afirmó que no va a parar hasta que "den una respuesta y se haga justicia". También exigió una pronta respuesta ante el indignante caso que conmovió a la sociedad salteña y especialmente a los vecinos de General Mosconi, localidad en la que residía Benítez. "Repudiamos la inaceptable e incomprensible falta de atención sanitaria y el abandono de persona", dijo con referencia a la reiterada negativa por parte personal de seguridad, médico y civil de Bolivia que terminó con el fallecimiento de Benítez.

Las notas con los reclamos fueron remitidas también al Embajador Argentino en Bolivia, Ariel Basteiro y al Embajador de Bolivia en Argentina, Jorge Ramiro Tapia Sainz, a quien les solicitaron sus intervenciones y acciones correspondientes. En tanto, este martes, el Embajador Argentino en Bolivia, dijo en declaraciones periodísticas, que él tomó conocimiento del hecho cuando se hizo público, casi cinco días después de la muerte del hombre.

"La familia se comunicó con el consulado para repatriar los cuerpos", aclaró Basteiro y relativizó su responsabilidad en el hecho al expresar que "la jurisdicción que toma cartas en el asunto es la Embajada de Cochabamba", debido a que "estos tipos de trámites los hacen los consulados porque la embajada no tiene capacidad operativa".  

LEE: Condenaron a 22 años al cartonero que secuestró a la "Niña M", por retención de menores y abuso sexual en grado de tentativaAdemás, el Embajador comentó que el hombre "fue atendido de urgencias" durante la hora y media que estuvo en la salita, y que lo que le pidieron fue dinero para el traslado a un centro médico de mayor complejidad.

Alejandro Benítez era un docente jubilado oriundo de Salta, y realizaba una travesía en moto, junto con tres amigos, cuando sufrió heridas al chocar el martes de la semana pasada contra un camión a la altura de la localidad de Ivirgarzama. La familia denunció que el hombre murió luego de una penosa agonía por no recibir atención médica correspondiente y un trato inhumano por parte del personal del vecino país, que se negó a requerir la ambulancia para que sea trasladado.

"El chofer no fue capaz, ante la desesperación, de pagar la atención de mi papá con plata boliviana, aunque sea pidiendo que después se devuelva. Es totalmente inhumano. En Argentina o en cualquier parte, la gente se desespera al ver que alguien sufre un accidente y ayuda con lo que puede. A los médicos se los hace jurar que salvar una vida está siempre primero, pero a mi papá lo dejaron morir", expresó Agustín, uno de los hijos de Benítez, al sitio El Deber, de Santa Cruz de la Sierra.

"Aquí en Argentina lo que le hicieron se considera como abandono de persona y está penado con 15 años de prisión. Entonces se iniciarán acciones legales", agregó. Quienes estaban con Benítez al momento del accidente, contaron que intentaron pagar para que los agentes requirieran el servicio urgente, pero la explicación del personal de salud que lo asistió en un pequeño pueblo boliviano fue que no recibían pesos argentinos.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina