| Última actualización:10 de Agosto de 2022 - 11:43

Arrancó el debate de la ley de Alcohol Cero en Diputados

En la primera reunión informativa de la comisión de Transportes estuvieron el titular de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano, e integrantes de la fundación "Madres del Dolor"

Test de alcoholemia. Test de alcoholemia. NA

Con la presencia del titular de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano, y de integrantes de la fundación "Madres del Dolor", se inició hoy en la Cámara de Diputados el debate en torno a la ley de Alcohol cero, que propone la prohibición total de la presencia en sangre de sustancias alcohólicas a la hora de conducir vehículos.

La próxima reunión de la comisión de Transportes, encabezada por el jujeño de la UCR Jorge Rizzotti, será el martes 23 de agosto.

La fundadora de Madres del Dolor y copresidente de la Asociación Mundial de Víctimas de Tránsito, Viviam Perrone, agradeció a los diputados por las distintas iniciativas presentadas sobre Alcohol Cero e informó que "hoy en Argentina se pierden entre 14 y 20 vidas por día en hechos viales".

LEÉ: Los casos de alcoholemia en conductores disminuyeron un 6% entre 2020 y 2022

"Cuando hablamos de la ley de alcohol cero no estamos hablando de una ley seca, no estamos diciendo que nadie puede tomar alcohol. Lo que estamos diciendo es que toda persona que decida salir a cenar y le gusta tomar un vasito de vino, una cerveza está perfecto, lo que no puede hacer después es salir a conducir, aclaró.

Perrone contó que desde "Madres del Dolor" mantuvieron una reunión con empresarios vitivinícolas preocupados por el posible impacto negativo que para ellos tendría una ley de Alcohol Cero en las ventas.

"Lo mismo decían con la ley de prohibido fumar en lugares cerrados. ¿Ustedes conocen algún restaurante que haya cerrado porque no se les permite fumar adentro? Lo mismo va a pasar con la ley de alcohol cero, no los estamos perjudicando en nada y le estamos salvando la vida a sus seres queridos", resalto.

Además, señaló que "se necesita educación vial y más controles porque no sirve de nada la ley de alcohol cero si no hay controles después, pero tampoco podemos tener a un agente de tránsito dentro de cada auto o en cada esquina". 

LEÉ: Se retendrá la licencia a los conductores que den positivo en el test de alcoholemia en CABA

"No se puede tomar nada a la hora de conducir porque afecta a los sentidos, y para manejar tenemos que tener bien todos los sentidos" afirmó Perrone, y destacó que "la primera causa de muerte en los jóvenes en la Argentina no es la droga no es el hambre, ni la delincuencia que son temas muy importantes" sino que "el primer motivo por el cual pierden sus vidas es por hechos viales que son más fáciles de evitar".

Para la referente de la fundación, todo conductor que se niegue a realizarse el test de alcoholemia debe ser considerado positivo, y cerró diciendo que "no es un derecho conducir" y que "nadie tiene que utilizar el auto como un arma".

"Esta ley la necesitábamos para ayer, necesitamos que se vote lo antes posible y respetemos la vida", remató Perrone.

Por su parte, Martínez Carignano aseguró que "la seguridad vial es una cuestión de salud pública" y argumentó que "nada mata más en la Argentina que la seguridad vial".

Alcohol en accidentes viales

"Según datos de Ciudad de Buenos Aires, nacionales e internacionales, el alcohol está presente en al menos 1 de cada 4 siniestros viales que terminan con muertos, siendo los principales afectados los jóvenes", informó.

"De todo el rango de víctimas, las personas entre 15 y 35 años representan 4 de cada 10 muertes. Estamos haciéndonos como país un daño irreparable", agregó el funcionario.

Detalló que según datos de la OMS, "con la primera gota de alcohol ya empieza la afectación a nuestra capacidad y que con una graduación entre 0.1 y 0.5 es 3 veces más alto el riesgo de provocar un siniestro vial que un conducto sobrio".

Martínez Carignano pidió en ese sentido "dejar atrás una ley que resulta vieja porque en países como Uruguay, Paraguay, Brasil tienen alcohol cero y trajo aparejada una reducción notable de la siniestralidad asociada al alcohol".

El director de seguridad vial precisó que ya "hay nueve provincias argentinas que hoy tienen alcohol cero: Chubut, Jujuy, La Pampa, Rio Negro, Salta, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Tucumán", y en esa línea destacó que en esas provincias bajaron los datos de siniestralidad a partir de la puesta en vigencia de la normativa.

Tras las palabras del funcionario se abrió la ronda de intervenciones de diputados. El primero en tomar la palabra fue el diputado de Identidad Bonaerense y ex ministro de Transporte de la Nación Florencio Randazzo, quien explicó que "son cinco los siniestros viales como el exceso de velocidad, el uso de cinturón de seguridad como el uso del casco, el uso de elementos de distracción como es el celular y la quinta causa con un 25% es producto del alcohol en sangre".

El peronista disidente identificó que existe "un interés claro de impedir que la ley se vote vinculado a las empresas de venta de alcohol y privó el interés comercial".

El diputado oficialista Eduardo Toniolli (Santa Fe) expresó que "se intenta llevar adelante una transformación cultural con el alcohol cero y que se instale el concepto y la costumbre que hay que disociar la ingesta de alcohol de la conducción porque sino entra la especulación de cuánto tomar".

Rizzotti, por su parte, lamentó que ya "pasó una década y no logramos una ley de alcohol cero".

"Es fundamental trabajar, pero no es una ley seca, sino que quien maneja no tome, no es atentar contra economías regionales sino defender la vida y la salud y reforzar la educación de cuidar a los otros, fomentar el respeto por la vida del otro", completó.

 

Viviam Perrone. Prensa Cámara de Diputados.
Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina