Lunes, 21 Septiembre 2020 21:00

Doce presos murieron por Covid -19 en distintas cárceles federales del país

Según un relevamiento de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) hay unos 300 contagios detectados en unidades penitenciarias.

&lt;p&gt;La pandemia agudizó los problemas de hacinamiento y falta de recursos en los distintos penales, en algunos de los cuales generó una revuelta que tuvo su pico máximo en el penal de Devoto.&lt;/p&gt; <p>La pandemia agudizó los problemas de hacinamiento y falta de recursos en los distintos penales, en algunos de los cuales generó una revuelta que tuvo su pico máximo en el penal de Devoto.</p>

Doce presos fallecieron por Covid-19 en distintas cárceles federales del país y en total hay unos 300 contagios detectados en unidades penitenciarias, según un relevamiento de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin).

La fiscalía especializada detectó un total de 304 casos de Covid-19 en su mayoría en las cárceles de Ezeiza, Marcos Paz y Devoto, y se reportó que el promedio de las víctimas fatales es de 67 años.

La información fue suministrada por el Servicio Penitenciario Federal (SPF) respecto de la evolución de los rastreos y casos de coronavirus en los penales.

Los Complejos I de Ezeiza, II de Marcos Paz y el de Devoto, en la Ciudad de Buenos Aires, concentraban hasta el 31 de agosto pasado 197 casos, número que representa el 65 por ciento del total, así como otros notificados en la Unidad 34 (Campo de Mayo) y en el Complejo V (Senillosa).

En cuanto a los fallecimientos, la mayor cantidad se registró en el Complejo II de Marcos Paz y en la Unidad de Campo de Mayo, con cuatro cada uno, mientras que los restantes ocurrieron en Ezeiza (Complejo I) y la Unidad 31, con tres decesos y uno, respectivamente.

Según se informó, en cuanto a la distribución etaria, se registraron dos casos de personas de 47 años, tres personas de entre 60 y 70, cuatro personas entre 71 y 80 y las restantes mayores de 80.

Dese el inicio de la pandemia se establecieron distintos protocolos en las diferentes cárceles como ser la imposibilidad de tomar contacto personal con los allegados de los presos, y garantizar que la comunicación del entorno sea mediante vías digitales.

Además, la pandemia agudizó los problemas de hacinamiento y falta de recursos en los distintos penales en algunos de los cuales generó una revuelta que tuvo su pico máximo en el penal de Devoto, con la toma de algunos pabellones durante algunos días.

La Procuvin explicó que "desde finales del mes de julio" el SPF "reporta en forma diaria el detalle de hisopados realizados, casos confirmados y fallecimientos de todas los complejos y unidades bajo su órbita", información que "permite efectuar un reporte de la situación dentro de los establecimientos penitenciarios federales y detectar aquellos más afectados".

Escrito por
Buenos Aires, NA

Nota completa exclusiva para abonados.
Solicitar ahora!