| Última actualización:11 de Agosto de 2022 - 12:16

Dieron de alta a la joven que había sido atropellada en la puerta de un teatro de Mendoza

Desirée Rodríguez, de 27 años, estuvo un mes internada en el Hospital Central de la Ciudad de Mendoza. El agradecimiento de sus padres y el testimonio del conductor que la atropelló.

Por
El conductor fue imputado por "lesiones culposas graves por la conduccion antirreglamentaria e imprudente" El conductor fue imputado por "lesiones culposas graves por la conduccion antirreglamentaria e imprudente" El Sol

Un mes y un día después de haber sido atropellada, una joven de 27 años fue dada de alta tras protagonizar un accidente provocado por un vehículo cuyo conductor perdió el control y se incrustó contra la entrada del Teatro Plaza de Godoy Cruz, Mendoza.

La mujer llamada Desireé Gabriela Rodríguez, estuvo internada cerca de un mes en el Hospital Central de la capital mendocina, luego de haber sido embestida junto a una veintena de personas por el conductor discapacitado de un automóvil Volkswagen Virtus.

La joven fue la última de las víctimas que fue dada el alta después de permanecer en terapia intensiva, con un tratamiento que incluyó sedoanalgesia, asistencia respiratoria y control hemodinámico. Desde un principio su pronóstico fue “reservado” y ahora continuará con su rehabilitación ambulatoria.

Las otras dos pacientes que seguían internadas y fueron dadas de alta con anterioridad son Lidia Palorma, de 75 años, y Alejandra Córdoba, de 59, quienes habían llegado al hospital con diversas heridas tras ser arrolladas en las puerta del Teatro Plaza al término de la función de la obra “Dos locas de remate”, protagonizada por las actrices Soledad Silveyra y Verónica Llinás.

LEER: Impactante vídeo del momento en el que un auto se incrustó en el Teatro Plaza en Mendoza

En las últimas horas, los padres de Rodríguez hablaron con Canal 9 de Mendoza y dijeron que los desborda la felicidad. “Ha sido el peor mes de nuestras vidas. Pensamos que perdíamos a nuestra hija”, dijo su mamá. Respecto al momento del siniestro sumó: “Era una película de terror lo que ví, pensé que mi hija no estaba viva”.

Su papá agradeció a toda la gente que los apoyó y acompañó en este difícil momento. “Desde el primer día, todos los días, hablaba o con Soledad o con Verónica que me llamaban preguntándome por Desireé”.

LEER: Un auto se incrustó en un teatro al final de la función e hirió a 23 espectadores

Por su parte, el conductor del auto que provocó el siniestro, Aldo Díaz, de 62 años, insistió con que se trató de un "accidente" y valoró: “Estoy muy muy agradecido de que no hubo víctimas. Dios fue muy grande conmigo en este momento”.

A su vez, contó que, tanto él como sus allegados, no han parado de rezar por la joven atropellada y manifestó que se solidariza con todas las víctimas del accidente, porque nunca tuvo "la intención de hacer daño".

El hombre, como publicó NA, se encuentra imputado por la Justicia por el delito de "lesiones culposas graves por la conduccion antirreglamentaria e imprudente de un vehículo automotor en la vía pública agravadas por ser mas de una víctima y lesiones leves culposas todo en concurso real“.

 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina