Miércoles, 01 Abril 2020 21:00

Coronavirus: curados en el mundo y la Argentina

China, Irán, Italia, España y Corea del Sur tienen una interesante cantidad de personas recuperadas de la enfermedad que asola al universo.

&lt;p&gt;Una familia protegida con &lt;strong&gt;barbijos&lt;/strong&gt;. Los especialistas recomiendan que los usen solamente aquellos que están infectados con el &lt;strong&gt;coronavirus&lt;/strong&gt;. Foto: NA/&lt;strong&gt;Mariano Sánchez&lt;/strong&gt;.&lt;/p&gt; <p>Una familia protegida con <strong>barbijos</strong>. Los especialistas recomiendan que los usen solamente aquellos que están infectados con el <strong>coronavirus</strong>. Foto: NA/<strong>Mariano Sánchez</strong>.</p>

China figura en la estadística como el país con más curados del coronavirus, si bien fue el que tenía mayor cantidad de infectados y el origen del problema.

Irán e Italia lo seguían en una estadística publicada en la prensa local el último 26 de marzo.

Y más atrás en la lista venían España y Corea del Sur.

Como la enfermedad es un fenómeno nuevo, la ciencia desconoce muchos aspectos y muchos de los curados vuelven a contraerla. O bien los médicos llegan a la conclusión de que dieron falsos negativos.

También se mencionan las "recaídas".

Los casos de "recontagio" se han registrado en países de oriente, como China y Japón, dice el diario La Nación en Buenos Aires.

Una de las razones que se esgrimen para explicar las recaídas, es que en el cuerpo del paciente haya quedado una pequeña cantidad de virus que impide que las pruebas den positivo, pero permite que se reproduzca y que el organismo vuelva a dar positivo si aún no se han desarrollado los anticuerpos necesarios.

En la Argentina emocionó el caso de un adulto mayor que tras haber sufrido la muerte de su esposa después de llegar en un crucero, salió de alta de un hospital y se llevó el aplauso del personal médicos.

Se trata de guardar reposo, seguir las instrucciones, respetar una dieta alcalina y, solo en el caso de aquellos infectados, usar barbijos para no contagiar al prójimo.

Escrito por
Buenos Aires, NA