| Última actualización:19 de Septiembre de 2022 - 07:24

Brutal asalto a un anciano de 90 años: lo ataron y le dieron una feroz paliza

El hombre fue atacado por tres ladrones que lo maniataron con toallas y lo golpearon hasta quebrarle una costilla. También atacaron a su perra y se llevaron 19 mil pesos además de objetos de valor y ropa.

Por
El hombre fue asistido en el Hospital Privado de Comunidad (HPC). El hombre fue asistido en el Hospital Privado de Comunidad (HPC). Foto NA: El Marplatense

Un anciano de 90 años fue víctima de un brutal asalto en su vivienda del barrio Las Américas de la ciudad de Mar del Plata donde, fue sorprendido por tres delincuentes mientras dormía en su habitación. Estos lo amenazaron, lo ataron y lo golpearon salvajemente hasta quebrarle una costilla, tras lo cual huyeron con dinero y objetos de valor.

El hecho ocurrió en la mañana del sábado en una casa situada sobre la calle Ayolas, es investigado por el fiscal Mariano Moyano y el personal policial de la comisaría decimoprimera y, según informó La Capital, a las 6 el jubilado fue hacia la cocina para abrir la puerta enrejada del patio trasero con el objetivo de que saliese su perra, tras lo cual regresó a su habitación sin cerrarla nuevamente con llave.

De acuerdo a la reconstrucción del asalto, la víctima aún no pudo determinar cuánto tiempo pasó desde que volvió a la cama hasta el instante en que tres ladrones lo despertaron a cachetazos, mientras que, a raíz de estar en estado de shock, no recordó cuál fue el lapso en el que permanecieron los delincuentes en su propiedad y lo que sí se sabe hasta ahora es que el llamado a la Policía fue realizado aproximadamente a las 9:30.

En tanto, una vez dentro de la vivienda, los asaltantes llevaron al hombre desde su cuarto hacia una especie de living que hay en la casa donde lo tendieron en el suelo, lo ataron con toallas y, a medida que desordenaban todo el mobiliario, le propinaban patadas y golpes en el cuerpo y la cabeza, uno de los cuales le provocó una herida sangrante en el cuero cabelludo y otro una fractura en una costilla. 

LEE: El joven que mató a su madre y a su abuelo en Mar del Plata quiso escapar del hospital

Según se indicó, los ladrones se apoderaron de un televisor, una plancha, una motosierra eléctrica y 19 mil pesos, mientras que además se llevaron ropa y uno de ellos le dio una patada a la perra cuando el animal buscaba acercarse a su dueño.

Tras quedarse con las pertenencias del jubilado y  provocar daños materiales casi totales en el lugar, los ladrones escaparon, mientras que  y el hombre se colocó una manta encima, salió a la vereda a pedir ayuda y, tras un llamado al 911, arribó al lugar personal policial de la comisaría decimoprimera para comenzar la investigación bajo las órdenes del fiscal Moyano.

Una vez que la policía se presentó en el lugar y la víctima estuvo a resguardo, se decidió su traslado al Hospital Privado de Comunidad (HPC), debido a que la herida sangrante que presentaba en la cabeza era de consideración y sentía, además, un fuerte dolor en la zona intercostal.

Los médicos que trataron al jubilado en el centro de salud privado dispusieron su internación por varias horas, ya que la lesión en el cuero cabelludo le provocó un leve traumatismo de cráneo y precisó una sutura de cinco puntos, mientras que el dolor en la zona intercostal, se supo después de realizar los correspondientes estudios, era producto de que tenía una costilla quebrada, como consecuencia de una de las patadas padecidas y también presentaba el anciano escoriaciones en los codos y otras partes del cuerpo.

Sobre el anochecer del sábado, el hombre recibió el alta médica y se retiró del HPC con su hijo, quien decidió que se mudara temporalmente a su casa para que no tuviera que regresar a la vivienda asaltada.

Por su lado, Moyano ordenó que se llevaran a cabo una serie de peritajes de rigor en la propiedad a cargo de la Policía Científica y a los efectivos de la comisaría decimoprimera les solicitó que relevaran testimonios y analizaran videos tomados por cámaras de seguridad emplazadas en el barrio, a fin de identificar a los posibles sospechosos para luego poder detenerlos.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina