Publicado el 13 de Mayo de 2022 - 06:30 | Última actualización: 13 de Mayo de 2022 - 06:52

Anularon una requisa policial callejera efectuada en 2020 sólo porque un transeúnte se cruzó de vereda

Un joven fue detenido en plena pandemia en cercanías de tribunales porque se asustó al ver a dos civiles -que luego supo policías- interceptando a un transeúnte y para evitar complicaciones cambió de vereda. En una mochila llevaba 20 mil dólares.

Por
El fallo sostiene que el procedimiento policial no tenía motivos. El fallo sostiene que el procedimiento policial no tenía motivos. Foto: NA - Redes sociales.

La Cámara en lo Penal Económico anuló una requisa callejera sin motivos por parte de policías de la Ciudad a un transeúnte que, al ver a tres personas de civil en una situación confusa, cruzó de vereda y fue aprehendido por ello.

La situación ocurrió en octubre de 2020, cuando aún regían las restricciones por la pandemia, en cercanías del Palacio de Tribunales, cuando dos policías vestidos de civil estaban identificando a una persona que caminaba por las calles.

En esas circunstancias, Nazareno Eladio Ballesta, quien caminaba en cercanías de las calles Sarmiento y Talcahuano, advirtió que algo extraño pasaba y para evitar problemas cruzó de vereda, lo que llamó la atención de los policías de la Ciudad que lo interceptaron y lo requisaron sin orden judicial. En la mochila que portaba el joven, que trabajaba en una cooperativa, hallaron 20 mil dólares.

LEE: El fiscal paraguayo asesinado en Colombia colaboró en causas argentinas vinculadas al narcotráfico

El defensor de Ballesta, el penalista Julio Golodny, pidió la nulidad del procedimiento por estar inmotivado y la Cámara le dio la razón.

Los únicos supuestos que autorizan a prescindir de la orden judicial a los fines de realizar una requisa son la existencia de circunstancias previas o concomitantes que, razonable y objetivamente, permitan presumir que una persona oculta en el cuerpo, o en las pertenencias que lleva consigo, elementos probablemente provenientes o constitutivos de un delito”, dice el fallo.

Los jueces Carolina Robiglio y Roberto Hornos coincidieron en que “el funcionario policial que llevó adelante el procedimiento habría actuado extralimitándose de las facultades prevencionales,  pues en las circunstancias del caso no se verifica la concurrencia de circunstancias que, objetiva y razonablemente, hayan tenido entidad suficiente para sospechar la posible comisión de hecho ilícito alguno”.

LEE: Alberto Ferroils, el ex de Beatriz Salomón, fue detenido y trasladado a la Fiscalía de la Ciudad

“El mero hecho de cruzar de vereda al ver a tres personas de sexo masculino vestidas de civil en la vía pública, desprovisto de cualquier otro dato adicional que permitiera suponer que uno de esos fuera policía en funciones, no resulta suficiente para fundar una ‘sospecha razonable’ de la comisión de un delito o de la tenencia de elementos provenientes del mismo”, enfatizaron.

Según el fallo, la identificación y la posterior requisa de Ballesta “fue fundada únicamente en la circunstancia consistente en que el nombrado habría cruzado de vereda al ver al funcionario policial que se encontraba en la intersección de las calles Talcahuano y Sarmiento, sin reparar en que la conducta en cuestión se presenta como lógica, razonable y atendible, por razones de seguridad, en una persona que transporta una suma importante de dinero, cualquiera sea el origen del mismo”.

LEE: Pidieron que se confirme la condena a 16 años de prisión para el policía que dejó cuadripléjico a un joven en La Boca

El fallo cuestionó la conducta de los policías: “medidas como las ejecutadas en el caso, en tanto implican una restricción y una injerencia sobre los derechos constitucionales a la libertad y a la intimidad de las personas, se encuentran sujetas a las leyes que reglamentan el ejercicio de aquéllas y deben proceder de forma excepcional, a fin de no dejar librado el ejercicio de las mismas a la arbitrariedad”.

“Se requiere que los funcionarios que intervengan en el procedimiento indiquen de manera fundada cuáles fueron los comportamientos o las circunstancias que originaron las sospechas en cuestión”, subrayaron los camaristas, al anular el procedimiento.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina